Home > Actualidad > La postura de un teísta, Brito, en su memorable polémica con dos ateos cuasirandianos (“De “Diálogo sobre Dios y La Realidad”, 11/12/13 -20/12/2012)

La postura de un teísta, Brito, en su memorable polémica con dos ateos cuasirandianos (“De “Diálogo sobre Dios y La Realidad”, 11/12/13 -20/12/2012)

LOS LÍMITES DIFUSOS IMPLICAN LA INCERTIDUMBRE, LAS OTRAS DOS OPCIONES SON LAS HIPOTÉTICAS. *el criterio del desempate es el bienestar de los demás contemplado desde la incertidumbre (“ARRANCA LA TERCERA RONDA”, de “Ateísmo refutado” (Brito); 20/12/2012)

tetera espacial
*Diálogo entre dos ateos, digamos, randianos y un teísta (Brito).

Arranca la tercera ronda:

 

 

LOS LÍMITES DIFUSOS IMPLICAN LA INCERTIDUMBRE, LAS OTRAS DOS OPCIONES SON LAS HIPOTÉTICAS. *el criterio del desempate es el bienestar de los demás contemplado desde la incertidumbre.

 

 

Ana y Pablo,

 

Sí, el plano suprahumano (ilógico) es hipotético. Por supuesto. Estamos de acuerdo en que lo tangible existe. Lo que estoy diciendo es que no se puede asegurar definitivamente si ese es el límite de La Realidad (todo lo que existe). Como no se puede saber, y como es igual de erróneo suponer que lo es como suponer que no, introduzco el concepto de Realidad con límites difusos que es equivalente a no suscribirse a ninguna de las dos opciones. Y por supuesto que no es verificable tal plano suprahumano.  Pero vale recordar que la verificación solo cuenta para lo tangible. La demostración no nos puede decir nada sobre lo no demostrable. Tan solo puede decirnos que “no existe” (pero este enunciado subyacería sobre una “victoria vacía”). Aunque manifestarlo es lo correcto en la práctica, es un error en la teoría (que es donde me estoy enfocando).

 

Tiene tanto de hipotético determinar que lo tangible y lógico es el límite de todo lo que existe como suponer que hay un plano suprahumano. Dos cosas que yo no hago.

 

Parece que esto no ha quedado claro.

 

Sobre lo otro: sí, claro que incluso suponiendo que hay un plano suprahumano es posible que no haya ningún Dios. Es otra posibilidad entre infinitas.

 

Yo haría mal si me propusiera probar que dicho plano suprahumano existe porque mi argumento implica que es una imposibilidad humana.

 

(La imposibilidad aplica a pretender probar/demostrar y determinar que Dios es más que una idea o solo una idea)

 

Exacto, tampoco se puede afirmar definitivamente las características de un Dios hipotético (o sea, cualquiera).

 

Con el Dios de la tradición judeocristiana ocurre algo que no pasa con la posible deidad en la que pienso/imagino (pienso en más de una). El Dios cristiano es un Dios que interviene en el mundo, lo crea y le pone orden (pero muy ordenado no se ve). ¿Por qué pondría orden en un mundo que él debió crear ordenado? Es además un Dios que da libre albedrío y es omnisciente a la vez (lo cual es ilógico). Una de las posibilidades en las que creo es un Dios que no creó el mundo (y mucho menos el universo) pero que trata de ponerle orden. No es entonces un Dios omnipotente. Por supuesto, usted lo puede tomar como un chiste y no me molestaré ya que mi creencia (o creencias) divina no es más que algo hipotético.

 

Pero lo ilógico, por extraño que parezca, no es la mayor razón que me hace descartar al Dios judeocristiano.

 

El credo judeocristiano implica la idea de “una sola verdad”, lo cual lleva a despreciar otras posibilidades. Implica una verdad monolítica. ¿Cómo se puede creer en algo así si al mismo tiempo nos damos cuenta de que es una mera posibilidad entre infinitas?

 

Y es justamente sus efectos en la práctica (en el mundo y en las otras personas) lo que me hace rechazarla: teniendo otras posibilidades que no impliquen dogmatismo es hasta inmoral optar por una posibilidad de ese tipo y al mismo tiempo afirmar que es más que una posibilidad.

 

Y es ese dogmatismo y perjuicio el que emana de una creencia divina que quiere llegar a lo público (legislativo y político, y científico) lo que la diferencia a una creencia como la mía, en lo privado, que no pasa de una idea reconfortante.

 

Si la demostración y lo lógico no son ya criterios que determinen el asunto, todavía nos queda la sana incertidumbre, la tolerancia y el respeto por los derechos de los demás.

 

Solo se puede sostener la creencia en un Dios por la libertad individual. Asimismo, queda claro que uno debería creer en la posibilidad menos dañina para el mundo y los demás (lo cual es parecido a rechazar las “religiones del stablishment” en sus formas más dogmáticas)

 

 

Ateísmo Refutado (Brito)

—-
Seguir el diálogo “Sobre Dios y La Realidad”.

Comentar el diálogo.

Leave a Reply

%d bloggers like this: