Home > Actualidad > Entrevista al cineasta Leonidas Zegarra (aparece su discurso anticomunista) (“Entrevistas con final abierto”, 25/05/2015)

Entrevista al cineasta Leonidas Zegarra (aparece su discurso anticomunista) (“Entrevistas con final abierto”, 25/05/2015)

– Esto es solo el inicio.

leonidas zegarra

Por El Académico.

 

No puedo negar mi formación: las películas de Bergman, la literatura de Italo Calvino, la filosofía de “Rortidson” y, sobre todo, el cine de Leonidas Zegarra. Es un privilegio tener a tan raro espécimen como compatriota. Esta es la primera entrevista que le realizo al vilipendiado cineasta y confío en que no será la última. Tengo fe. Como él en su estilo, al que no califica de trasgresor. Estén muy atentos a las preguntas 3, 4 y 8. En esta entrevista tenemos en exclusiva el discurso anticomunista de Don Leonidas así como un bosquejo de una historia estremecedora (con su estilo característico).

 

1.- En sus obras hay un estilo trasgresor que en mi opinión lleva un discurso detrás. Usted lleva este discurso hasta las últimas consecuencias. Es una trasgresión de las formas del cine. Es adrede, ¿cierto?

 

Si el estilo proviene de mi naturaleza, entonces no es adrede, sino expresión de mi mismo y no proviene de un razonamiento o una elaboración calculada. Para que fuese “adrede” tendría que ser algo que no me nace pero que hago de todos modos, con total conciencia, para crear un efecto determinado.
Habría que delimitar la pregunta y establecer la relación entre la intención consciente y el ser del individuo. Y con ese contexto entender a qué nos referimos con “adrede”.

 

Mi carácter es sumamente independiente y me gusta hacer lo que me divierte y me hace sentir bien. Hacer películas me hace sentir excelente. Las hago en las condiciones a las que puedo tener acceso. Me organizo, escribo el guión, convoco actores, ubico una cámara a utilizar. Luego completo el proceso de grabar las escenas, editar, promocionar y exhibir el filme. Puedo diseñar el afiche si es necesario. Soy feliz y me burlo un poco de todos los que se toman tan en serio que se incapacitan para hacer lo que más quieren porque temen que les salga supuestamente “mal”. Yo me expreso y si eso le duele a otros, ¿qué puedo hacer yo para sanarlos de sus miedos personales? Ni yo ni mis películas somos transgresores, porque esto implicaría que existen límites establecidos. Yo simplemente aprovecho la libertad que me proporciona la sociedad capitalista. Tengo autoconfianza y hago lo que me gusta. Si otros habitantes de este país o planeta tienen ataques de pánico mortales porque temen la desaprobación ajena… eso es problema de ellos y no implica que yo sea “transgresor” solamente porque ellos no se permiten ni hacer ni opinar. Seguramente les pareceré audaces porque el ser de ellos es pequeñito. Mi propio ser es robusto, saludable, atlético y está muy bien desarrollado. Para un inútil, una persona normal es una “máquina irreal de productividad”. Yo y mi cine solamente somos “transgresores” para los ultrarreprimidos e improductivos.

 

2.- ¿Cómo calificaría su cine? ¿Cuáles son sus influencias hoy en día? ¿Encuentra elogiable alguna película peruana reciente? ¿Cuál?

 

Yo califico mi cine como merecedor de que el lector compre 100 entradas cuando una nueva producción esté en las salas de exhibición. Si no va a verla cien veces no importa, pero que compre las entradas y las regale. Así el mundo será mejor (especialmente el mío en su aspecto financiero). Claro que ni siquiera es necesario que compre las 100 entradas: cuando me vea que me obsequie el monto de las cien entradas por hacer tan buenas películas y listo.

Mis influencias principales son el Sol, La Luna y las estrellas, además de la Tierra, claro está. Sus fuerzas gravitacionales me hacen funcionar maravillosamente.

Sí, hay un apuesto cineasta peruano tan bueno en lo que hace que me gustaría estar en su piel: se llama Leonidas Zegarra Uceda y sus largometrajes son geniales. Su película más reciente es magnífica (“Chesu Mare”, o sea, mi autobiografía cinematográfica).

 

3.- ¿Es cierto que el círculo de cineastas limeños es muy excluyente? ¿Cree que esto se debe en parte a que su primera película no fue lo que esperaban personas como su profesor Isaac León? Quizás el cine de ese entonces era muy socialistoide para los gustos de usted.

 

El Perú es inmenso. Los cineastas limeños son marginales respecto al conjunto del Perú. Si un grupo de marginales desea declararse un “círculo excluyente” es para que su mermada autoestima no termine de desmoronarse. Yo no puedo ayudarlos a superar su automarginación del resto del país, así que no me pidas que los auxilie.

Yo hago mis largometrajes pensando en el público: ¿qué me ayudará a recuperar la inversión? ¿Qué puede encontrar interesante el poblador mayoritario de Lima? ¡Si yo pensara en hacer un filme para un crítico específico de cine estaría más confundido que el crítico! Las películas son mercancías de entretenimiento en un sociedad capitalista. Se hacen para lucrar. Y para esto se necesita gran número de consumidores. El crítico no entra en la ecuación. Claro que los regímenes totalitarios intentan controlar a los que producen porque se apoyan en los incapaces de producir. Por esto recurren a personajes incapaces de producir que aspiran en sus sueños febriles a dirigir a otros. Así los comunistas intentan anular a los seres productivos como yo: colgándoles inútiles que pretenden dirigir la producción mercantil. La censura marxista era intensa en 1973 y en los años siguientes y ha estropeado el gusto general impidiéndole su desarrollo natural en una sociedad que debió tener un desarrollo capitalista. El “Gobierno Revolucionario de la Fuerza Armada” y los secuaces que lo secundaron destruyeron sólidos programas televisivos porque desarrollaban la fantasía e independencia de pensamiento de los espectadores. Los empresarios de la narración audiovisual aún no hemos arreglado cuentas con los marxistas que actuaron en esos años y continúan influyendo sobre las jóvenes generaciones. Seamos realistas: dichos marxistas son soldados encubiertos y actúan tras fachadas formales, pero complotan cuando no lo imaginamos y atacan en grupo coordinadamente aunque pretendan estar desvinculados. Hasta que no se purgue a la sociedad peruana de esos elementos, tendremos que luchar cien veces más intensamente para completar una sola producción cinematográfica. Pinochet mostró una de las posibles soluciones al problema: se perdieron algunos partidos de fútbol pero fue beneficioso a largo plazo.

 

4.- Quizás él esperaba una denuncia social contundente con “De nuevo a la vida”, pero usted le dio algo distinto. ¿Fue a propósito?

 

Mi profesor, Isaac León, en su evaluación del largometraje “De Nuevo A La Vida” habla sobre la existencia de un cierto “conflicto de clases” y que yo lo interpreto mal en el filme. Sospecho que es la misma frase marxista “lucha de clases” con un ligero maquillaje. ¡Por eso en la película el terrateniente se llama Isaac (y el capataz se llama Desiderio)! ¿Te imaginas a alguien que usa lenguaje marxista y es un terrateniente? A mí me resulta muy gracioso. Supongo que los marxistas carecen de sentido de humor. Yo no reconozco ningún “conflicto de clases” porque esa es una muletilla marxista. Como guionista reconozco lo que me interesa dramáticamente para conmover a los espectadores, porque yo sé que el cine es un negocio y que para hacer películas hay que recuperar el dinero invertido. Si Issac León esperaba una “denuncia social contundente” debió haberse ido a vivir a Cuba y esperarla de la producción de cine cubana. Yo fui a una universidad donde pagaba el costo de la instrucción como una inversión, y lo último que esperaría de un docente es que juzgue mi obra desde una perspectiva anticapitalista cuando yo me estoy desenvolviendo con una óptica absolutamente mercantil. La infiltración comunista en nuestras instituciones aún se mantiene y ya es hora de hablar claro al respecto si queremos que el país progrese como un todo.

 

5.- En un blog de PUCP se citan palabras del actor Américo Zuñiga. Él lo califica de genio, que tienes guiones impresionantes. También agrega que muchas veces debe cambiarlos para agregar cosas que vendan. ¿Esto explica que Susy Diaz y Monique Pardo figuren en “Chesu Mare”?

 

Claro, Monique Pardo y Susy Díaz figuran en “Chesu Mare” precisamente porque soy un genio. Ellas son geniales y les agradezco la confianza que han tenido en mí y el apoyo que me han brindado absolutamente impagable. Son dos mujeres de inteligencia y talento que han demostrado y demuestran continuamente gran personalidad. Son iconos de la cultura peruana y gracias a ellas mis filmes cobran una nueva dimensión.

Respecto de los guiones, existe una mitificación absurda. Un guión no es una camisa de fuerza. Yo sigo mis guiones durante la filmación de mis producciones. A la vez, el guión sigue evolucionando durante el registro de las escenas y agrego páginas o situaciones que me parecen viables. Analiza la selección de actores que realizo para mis películas. Saca tus conclusiones. Ni Susy Diaz ni Monique Pardo son errores sino por el contrario joyas que hay que apreciar en su más gloriosa belleza. ¡Por favor, no me interpretes literalmente! ¡Abre tu mente y piensa como un poeta! ¡Relájate y diviértete! Pareciese que te tomas todo esto demasiado en serio.

 

6.- Siempre habla de falta de presupuesto. Si usted juntara el dinero que necesita para hacer una película tal como la concibe en su mente… ¿de qué trataría? ¿Qué actores incluiría y a quiénes no? ¿Habría mucha gente de la farándula? ¿Quizás Huanchaco?

 

La película trataría de un astuto productor que coloca en su cuenta de banco un buen porcentaje de su presupuesto y hace un filme de la calidad de siempre. ¡Es que de algo debe vivir! Entre los actores estarían Mariana Liquitaya Zenteno, primer actriz boliviana, el Padre Sebastián Obermaier (si acepta participar) y la Virgen de Copacabana y la Virgen de Urcupiña. Por supuesto estarían Monique Pardo, Susy Díaz, Yesabella, Melcochita, Florcita, El Mero Loco y otros grandes actores de la farándula peruana. ¡Y aún seleccionaría a extraordinarios actores bolivianos de carácter que ha participado en mis películas más recientes! No incluiría a los actores con los cuales ya he trabajado pero ya han fallecido porque sería un problema convocarlos desde ultratumba. Si Huanchaco me concediese el honor de participar también tendría un papel.

 

7.- ¿Ha pensado en crear cortos de humor? ¿Cree que le iría bien en ese género? El Youtube podría servir para difundir su trabajo fácilmente. No digo que deje de hacer películas. Pero podría ser algo paralelo que incluso le podría generar anunciantes y más prensa si se viraliza (si lo rebotan).

 

En los 70’s y 80’s hice como 50 cortometrajes. Más de una decena pueden ser vistos en YouTube. Algunos de mi serie “Perú Insólito” son sumamente graciosos. Precisamente el relativo a viajar en ómnibus fue mencionado en un trabajo de fin de Máster en España recientemente. La autora es Anja Grimm y lo coloca como una actividad para enseñar contenidos socioculturales con el uso del cine peruano a profesores de español como segunda lengua. La mayor parte del trabajo utiliza el filme “El Premio” de Chicho Durant como referente. ¡Me enorgullece que mis obras crucen las fronteras y lleguen hasta el viejo continente!.

 

8.- ¿Ya tiene en mente sus próximos proyectos? ¿Veremos a Leonidas Zegarra abordar una vez más a alguna virgen como la de Copacabana? ¿Ha pensado en Santa Rosa de Lima como personaje? ¿Sobre qué santo o tema religioso le gustaría hacer una película? ¿Quizás algo sobre el yugo desigual?

 

¡El tema de la Virgen de Copacabana ya lo he abordado! El largometraje fue estrenado el año 2012.
Ciertamente Santa Rosa de Lima es un personaje impresionante y ya lo había pensado como posible referente. Sería un proyecto muy emocionante. Me gustaría hacer un filme sobre Santo Toribio de Mogrovejo, quien fue el segundo arzobispo de Lima. ¡Es un tipazo! Todo un modelo a seguir. Sería una película impresionante.

No entiendo qué es eso del yugo desigual. Lo que sí me gustaría hacer es una serie de películas en la que se muestra la maldad absoluta del marxismo, su infiltración satánica en la sociedad y su derrota final a manos de la gente productiva. También me gustaría desarrollar películas que expliquen la verdad diabólica sobre Sendero Luminoso y, ya soñando un poco, tal vez una película sobre un planeta controlado por los medios de comunicación en el que las noticias más terribles son montajes realizados por unos cuantos sujetos disfrazados que también pretenden ser presidentes, cantantes, actores y toda una serie de personajes. Esta película sería una expresión de algunas observaciones que he realizado y sé que sorprenderían muchísimo al publico general.

Leave a Reply

%d bloggers like this: