Home > Política, cultura, arte y religión > Un cáncer que se mantiene: la religión (“Ateísmo”, 1)

Un cáncer que se mantiene: la religión (“Ateísmo”, 1)

-¿Se viene la respuesta?

cnejo

Por Adetal Cavali

 

En pleno siglo XXI habiendo soportado dos conflictos mundiales, genocidios y un número considerable de persecuciones contra  minorías de todos los grupos sociales. Debemos soportar indicaciones o consejos dictados por un anciano con sombrero de conejo quién exige sumisión y paz, cuando su organización ha sido responsable de los crímenes más atroces durante el florecimiento intelectual del hombre y sigue hasta la fecha limitando los ejercicios de “a ser Dios”. Sí, es la iglesia y da igual si es católica, luterana, ortodoxa o evangélica. Institucionalizar algo pudre el sistema. Mira a tu alrededor, un obispo exige que le beses el anillo (si es un pedófilo va con doble sentido) y el máximo jefe de aquella institución tiene el rango de su santidad, pero también caga, mea y ha fantaseado sexualmente con algún género.

Pero no vayamos tan lejos, veamos primero nuestra situación. No hay grupo más repugnante en cuanto a cuestiones de ética  y moral que el Sodalicio. Ni que hablar de otros religiosos u hombres de Dios que cometen acciones que ni siquiera deberían ser balbuceadas como pecados sino más bien como abominaciones. Sí estamos jodidos, aunque no solo los católicos nos meten la rata. Miremos ahora a los cristianos y da igual si los clasificas o analizas grupo por grupo. Todos son la misma mierda. Julio Rosas es el clásico ejemplo. La religión te vuelve intolerante, restringe derechos, condena la libertad y facilita una sumisión espiritual.

Quieres ser libre, pues es sencillo. Corre a tu iglesia más cercana (da igual tu religión) y permítele a tu perro que cague en su puerta. Si no tienes perro usa el de tu vecino, ayuda a tu prójimo.

One thought on “Un cáncer que se mantiene: la religión (“Ateísmo”, 1)

  1. Sr. Cavali,su artículo,como tal conforme a un proclive y denso otrora de opinión,es una ofensa a todas las personas fieles que reesguardan la fe en su interior,sobre todo de la iglesia cristiana.Enviaré una carta notarial y lo esperaré en mi despacho aclare este tipo de aberraciones y comentarios inapropiados

Leave a Reply

%d bloggers like this: