Home > Actualidad > El “cristianismo” progre, un peligro para la democracia

El “cristianismo” progre, un peligro para la democracia

Me sorprendió leer esto en un diario que invisibiliza la lucha contra la apodada “ideología de género”. Bueno, no. ¿Qué es el “cristianismo” progre (el cual parece inspirar al autor de esta nota)? Por lo que leemos, es reformular el cristianismo para que encaje con la modernidad (y dejar de lado algunas cosas “caducas” de la Biblia). ¿A opinión de quién? Pues quizás de ellos mismos. ¿El objetivo? Sería ser inclusivos y no generar rechazo. Para llevar a más personas a Dios y “salvarlas”. Claro, creer a medias en la Biblia quizás no salve a nadie.
 
“Debemos evitar que nuestra comunidad evangélica sea una voz furiosa más en el debate público, que no lidera ningún cambio social en beneficio de su prójimo e, incluso, actúa como defensora del statu quo al boicotear una mayor igualdad para mujeres y una menor discriminación para homosexuales.”
 
Ni una mención a los cristianos que se oponen al aborto, a la unión civil y al Currículo con argumentos que no son religiosos. Qué raro. Bueno, les cuento que acá se dice, de manera quizás no tan explícita, que la Biblia casi NADA tiene que hacer en la vida política. Y quizás que el cristianismo se reduce a hacer labor social y a algo más.
 
Si lo único que debe importar para un cristiano es “el amor al prójimo” de manera incondicional, entonces estamos ante una postura que resulta muy peligrosa. Incluso más que los que quieren imponer sus “estándares bíblicos” a una sociedad no creyente. Porque si el “amor incondicional al prójimo” significa ser permisivos con lo malo y la mentira, ¿no se está atentando con la lógica interna del mismo cristianismo? Y si ese “amor incondicional al prójimo” sí puede defenderse en la vida política, ¿no son pésimos ciudadanos los que defienden falsedades para quedar bien con algún amigo o familiar?
 
Un tema aparte es que estos “cristianos” quizás no deberían llamarse así. Quienes ponen a Dios en segundo lugar no pueden llamarse cristianos. ¿Quienes se quedan con lo que les conviene de la Biblia son cristianos? ¿Quienes anteponen los argumentos científicos a “las verdades de la Biblia” son cristianos? Para mí es un tema complejo.

Leave a Reply

%d bloggers like this: