Home > Entretenimiento > Bye Cornell, y sus mejores canciones.

Bye Cornell, y sus mejores canciones.

Por Erwin Cecinos, experto en música.

 

El último canto de Chris Cornell fue un cover de Led Zeppelin, In My Time of Dying, que hablaba sobre la muerteFalleció a las siete de la noche del 17, a los 52 años, una edad precoz para conocer a la muerte. Hasta ahora se sabe de qué suicidó calato en la bañera de hotel donde se hospedaba, y que la policía encontró su rosado y mojado cuerpo. Su amigo, el bajista, Bryan Bumbery, dice que fue de forma repentina, aunque tanto él como la Policía de Detroit dicen que el motivo de su suicidio pudo haber sido la depresión.

En internet, recién la confirmación de su deceso fue comunicado a las 4 de la mañana. Tal vez para no coger desprevenido a sus fanáticos. Y es que para muchos imbéciles y dizque fans, Cornell no solo fue líder de Soundgarden o Audioslave. Chris fue alguna vez parte de Pearl Jam, de Alice In Chains, de la “superputabanda” Temple Of The Dog. Lo que jode bastante es que como Soundgarden es contemporánea con Nirvana lo cataloguen también como grunge, y ahí sí se me sale el instinto de matar gente, porque confunden a toda una posible generación que puede que crezca escuchando su música. Yo personalmente lo escuché por primera vez cuando fui al cine a ver James Bond porque me gustaba Daniel Craig, pero la intro musical de Casino Royale cambió mis perspectivas y expectativas. Me cambió todo. Sonaba “You Know My Name” (la pueden escuchar más abajo), y ya hubiera querido tener un mp3 para oírlo con más profundidad. De ahí, me volví poser, pero luego un fan que empezó a escuchar Soundgarden, temas como “My Wave”, “Face Polution”, “Rusty Cage”; sus primeros EP’s completos como “Screaming Life” y “Fopp”. Era una masturbación audal totalmente placentera, de las mejores que he tenido. Nada de mariconadas como “Like a Stone”, eso sí es para posers.

 

Más allá de los respectivos pésames y confusiones, tal vez no hay mejor forma de despedirse de él dedicándole un homenaje con sus mejores canciones, incluso, con las mejores que todos creen que verdaderamente:

 

  • Black Hole Sun

Más se habla de la producción audiovisual del videoclip, y no del contenido de su letra. Pero esta vez habrá una excepción, que más tarde lo hablaré, porque mejor hablo de su videoclip: es tan surrealista y asqueroso que se convirtió en la favorita de MTV. Con más de 27950 repeticiones diarias, fue (y es) catalogado por muchos como el mejor videomusical de todos los tiempos

 

  • Like a Stone

    Sí, soy posero, pero es lo de menos. La letra de la canción es muy sufrida, y nuevamente habla sobre la muerte, pero no de él, sino del cantante de Alice In Chains, Layne Stanley, que murió en el 2002, pero luego él lo aclaró.

 

  • My Wave

Otra ópera prima. Esta canción debería tener bigotes para llamarlo “Señor Canción”, no por su letra, sino porque parte de las ventas del disco “Mother for Our Mother Ocean” fue destinado a los damnificados de derrumbes de azoteas en Australia, Sidney, principalmente.

 

  • You Know My Name

Creo que ya hablé de este. Me cansa hablar de él de nuevo.

Leave a Reply

%d bloggers like this: