Home > Actualidad > La orgía que clasificó a la selección argentina (“Fútbol y pedofilia”, 1, por Aldo Andonegui)

La orgía que clasificó a la selección argentina (“Fútbol y pedofilia”, 1, por Aldo Andonegui)

Por Aldo Andonegui/Artyom Reshetnyak

 

Manuel Gavilán, editor: se ha editado lo enviado originalmente por el escritor argentino para evitar polémicas innecesarias. Él declara tener las pruebas y estar listo para marchar a un tribunal si algún aludido lo confronta

 

En mi blog ya he tocado a Messi y sus oscuros negocios con su esposa Antonella. Como siempre, muchos no lo pueden creer. Y lo que les cuento ahora involucra a la esfera militar más alta y al Papa Francisco (del cual ya se sabe que mandó a matar a los jugadores del Chapecoense porque derrotaron a su querido San Lorenzo).

Dicen que todo se repite en la historia. Estamos a dos semanas de enfrentar a la selección de Perú. Otra vez si no ganamos, daremos verguenza mundial. ¿Recuerdan 1978 cuando Argentina humilló a los peruanos 6 a 0? Muchos lo celebran como un gran logro. Se recuerda con mucha alegría. Pero pocos saben la verdad. Muchos especulan que fue un pacto entre Videla y el presidente peruano de ese entonces, Bermúdez, pero no es así. Se dice que los peruanos pidieron barcos de trigo. ¿Pero qué pidieron los jugadores entonces? La verdad es muy sencilla. Videla, un traficante de mujeres, le ofreció una orgía a la selección peruana con mujeres bastantes jóvenes, con adolescentes. Los peruanos no dudaron en aceptar. Pero no lo hicieron todos. No todos se vendieron. Curiosamente el portero de Perú, un argentino nacionalizado peruano, no estuvo al tanto del acuerdo y jugó el partido sin saber que sus compañeros estaban comprados.

Videla solo tuvo que chantajear a los peruanos luego de que recibieran su regalo. Si no se dejaban ganar, el escándalo sacudiría Perú. Por supuesto que el presidente peruano, Bermúdez, se enteró. Pero decidió no hacerlo público por su amistad con Videla. Pero más tarde Videla quiso chantajear a Bermúdez, así que este decidió entregarse al dictador argentino. Su silencio fue doloroso. Videla fue un monstruo, pero le dio una alegría al país. ¿Se repetirá la historia?

Leave a Reply

%d bloggers like this: