[El espacio sin vacío] Las canciones de Sejode Descortés: “Uncle (demo)”

Posted on 12 Junio 2017 by Director adjunto

Yo, Antonio de la Fuente, esta vez traigo, lo siento por la tardanza pero el material que dejó el siempre joven cuerpo de Luis Acevedo esta vez parece más indescriptible.

12 Julio 2012

Esta vez la guitarra, parece acústica mal grabada o eléctrica, suena mal. Sin un sentido, pero con una progresión en ese sinsentido. La letra es aún más indescifrable: I know a man… […] Where are you now? Where are you? Where are YOU? […] You have left. […] Where are you? […] I don’t know where you go […] You are now… Away… Away…

Poniendo dos y dos juntos, parecería que Sejode hace referencia a alguien ido, ¿alguien muerto? Él se pregunta dónde esta esta persona. Tal vez un tío, por el título. Sin duda, sufrimos escuchando esta canción. Tal vez acaso el mismo sufrimiento que él sentía. Y eso es expresado perfectamente en la forma terrible de tocar… Sin duda, el trabajo de un gen… Uhm. No, pues vaya mierda eh.

 

Comments (0)

[El espacio sin vacío] Las canciones de Sejode Descortés: “Hermods”

Posted on 15 Mayo 2017 by Director adjunto

No sabemos qué quiso decir este artista tan joven con una canción llamda así.

Antonio de la Fuente escribe de nuevo, esta vez para comentar otro de las primeras canciones, un instrumental en este caso, que Luis Acevedo grabo. En esta ocasión, parece experimentar con una progresión en un piano medio desafinado. Es una tonada sencilla, que poco a poco se mezcla, se interrumpe, con notas graves. Y para. Nos revela el título verdadero de la canción en la descripción.

Trate de titularla Hermosa, pero eso fue lo que salió.

Sin duda, un artista irónico.

Comments (0)

[El espacio sin vacío] Los canciones de Sejode Descortés: “The future is now”

Posted on 13 Mayo 2017 by Director adjunto

por Antonio de la Fuente.

No soy ningún virtuoso de la guitarra, menos del canto, solo subo lo que me divierte. Todo sonido de guitarra es hecho con una guitarra acústica con cuatro desafinadas cuerdas. Y alguna percusión que se escuche, solo soy yo golpeando algo.

Este era le mensaje que daba Luis Acevedo, conocido en los seguidores de este blog como Sejode Descortés, aquel muchacho que escribía poesía y a-veces-le-ligaba-otras-nó. El hombre también intentó ser músico, tal vez antes que poeta. Gracias al trabajo de nuestra colaboradora de investigación, Lara Singrados, que se esforzó en dar dos clics para dar con la página de Soundcloud del artista. Al parecer, de los primeros peruanos en usarla para difundir música.

Y es cierto que no era un virtuoso. Parecía que su guitarra acústica servía solo para uno que otro riff y dar la estructura de las canciones. Pero también cosas interesantes, medio existenciales en las letras. Así que, hoy empezamos a explorar, canción por post, sus creaciones y ver si realmente eran malas o solo pobres (como el mismo artista).

The Future is Now (2013)

De The Future is Now existen un par de versiones. Una demo, y una menos demo: solo la calidad de la segunda es menos clara, con pretensiones de ser más llena, pero fallando. Hasta diría que las más demo me gusta más.

El primer demo (2013)

we will never be ahead of our time
the future is now
is being now for a hundred years
no past to reach

we don’t know where we are
we don’t know where we are
in the timeline
keep the track, lost the time
keep the track, lost the time
oh, our lifelines

we will never be ahead of our time
the future is now
is being now for a hundred years
no past to reach

we have lost, every sight
we have lost, every sight
of revival
proggression’s not, the key again
proggression’s not, the key again
is just backwards
is just backwards

Luis Acevedo, Sejode Descortéz, cantaba que este era el futuro. Posiblemente al hecho de que el futuro como lo imaginábamos en las películas, en los libros, era este y no uno más avanzado. Y que nunca lo íbamos a tener. Lo curioso del tema es que el verso siempre es el mismo y el coro es el que cambia de letra. Musicalmente, la canción es repetitiva en un sonido grueso de cuerdas en el verso; en los coros es apabullante con una progresión sin melodía. La voz es calmada, agotada, sin esperanza. Hay un cierto falseto en el coro, como una queja sin ganas. Es realmente interesante.

The Future is now (2014)

En la imagen que acompaña a esta versión el título de la canción imita a las pistolas. Algo que no se conecta con la canción realmente, pero es un intento de detalle. La voz es algo más animada, pero seca. El coro llega algo menos sorpresivo, con dos voces esta vez: a veces una acompaña en los versos, pero en el coro claramente hay dos: una seca y otra más en falsetto.

Al final hay una letra extra: going backwards is just backwards, the future is now.

Si siguiera vivo, ¿acaso Sejode Descortéz, Luis Acevedo, podría haber llegado a mejorar este estilo que tenía? Veremos cómo es que tras canciones, la grabación mejora y las propuestas cambian. En esta primera etapa, algunos otros temas que analizaremos serán la pésima Nousinourone y el instrumental llamado Hermods. Un dato curioso extra: la imagen que tenía Luis Acevedo, llamado en Soundcloud como C.JO.D-DS.CORTEX era una de Weegee: two ofenders in a paddy wagon.

Se despide, el nuevo crítico de música de EFYR, Antonio de la Fuente.

Comments (0)

Tags:

Los problemas no existen (Anti-Radio Perú, 4)

Posted on 05 Marzo 2017 by Director adjunto

por Edwin Montesinos

Los dúos indie, oh el mayor cliché. Déjenme decir que muy pocos dúos indie actuales logran algo más que ser uno más del montón. En Perú hay un par, esos que están muy en la onda indie, lo que no es malo, pero por alguna razón lo hacen siempre pareciendo los últimos de la lista: nunca, y eso les critico mucho a los artistas actuales peruanos, intentan ser los primeros, tener esa ambición de ser el que lleva la posta. Y en este caso, me tocó hablar del último disco de María Laura y Alejandro (o más conocidos como Alejandro y María Laura), llamado La casa no existe. Es un título sencillo, pero que pega bien. Sin embargo, entro al disco como es usual, con ganas de ver todas las fallas del indie actual peruano, esas melodías fáciles, muy banales y con tanta falta de pretensión que llegan a la banalidad. Nunca me llamó la atención el dúo peruano.

Pero al escuchar el primer tema, La película, tengo que decir que cambió lo que pensaba: este es un tema dulce sin tener que usar palabras para resaltar eso. Su ternura la consigue naturalmente, pero más que eso, Alejandro y María Laura han aprendido a no solo usar lo mejor que ambos tienen (la voz de la chica en los oh oh ahhhh) sino que hasta se toman mucho más en serio de lo que los haya escuchado.

Tengo que decir igual que no todo me entra igual de bien. El primer sencillo Agüita del equilibrio me suena un poco mal en la voz; yo siempre he pensado que la voz de Alejandro no es tan buena como la de María Laura, pero aquí hasta ella no suena bien. Creo que tienen que aprender a seleccionar mejor sus melodías cantadas y centrarse en las que suenan mejor, como La Película. Pero no puedo decir que la canción instrumental sea mala, está bien llena sin parecer una de esas “clásicas” mezclan de indie rock con música del Perú.

Acerca del concepto del disco, parece un tipo de sentencia que nos dice que el hogar, aquel sentimiento, está en otros lugares más allá… en una película, en el viajar; sin embargo, también parece que nos remita a un cierto tipo de sentimiento de perdición, como uno podría notar en Avión. Me parece que que el concepto del disco sea puesto tan sencillamente ayuda a que podamos entender las canciones adheridas a este, a pesar de que (en realidad, esto le da más profundidad al disco) sea ambigüo. Por ejemplo, De Tronco en Tronco no es que me encante, pero es interesante el modo de poner algunas como inexistentes (la casa no existe, la fiesta no existe, Europa no existe). Adherido a lo que creíamos que el disco significaba, nos hablan un poco de ese olvidar el concepto de las cosas: las que nos hacen estar seguros de la vida, las que nos hacen tener ambiciones, pero también acordarnos de que las cosas que nos dan problema no existen; y como solución a eso nos ponen ese escapar.

Me parece que llena mucho canciones con conceptos como esta, aunque ese escapar siempre lo he escuchado y siempre espero escuchar una solución nueva. Me hace acordar a J. D. Salinger, aunque los escapes de Salinger son menos felices. En el cuento Teddy de J. D. Salinger, el protagonista, el niño Teddy, nos habla de una posible muerte suya, quitándole el sufrimiento a aquello:

—Tal vez no fuera una tragedia desde tu punto de vista, pero seguramente sería una cosa triste para tu mamá y tu papá —dijo Nicholson—. ¿No pensaste en eso?
—Sí, claro que lo pensé —dijo Teddy—. Pero solo es porque tienen nombres y emociones para todo lo que ocurre —había tenido las manos metidas debajo de los muslos pero las sacó de nuevo, las metió debajo de las axilas, y miró a Nicholson—. ¿Conoce a Sven, el encargado del gimnasio? —preguntó. Esperó a que Nicholson asintiera—. Bueno, si Sven soñara esta noche que se muere su perro, dormiría muy mal, porque le tiene enorme cariño a ese perro. Pero al despertarse por la mañana, todo estaría bien. Se daría cuenta de que todo había sido nada más que un sueño.
Nicholson asintió: —¿Qué quieres decir, exactamente?
—Que si el perro muriera de verdad, sería exactamente lo mismo. Solo que no se daría cuenta. Se daría cuenta únicamente al morir él mismo.

Atajos para flojos
(Yo sé que como a mí a muchos les debe haber desagradado Alejandro y María Laura, yo sé que algunos les gusta, pero no son gente de escuchar discos enteros. Si les gusta la banda, escuchen el disco entero. Si no, bueno, ojalá esta guía les haga querer)

  1. Escuchar La Película
  2. Ver tu película favorita
  3. Si no es Amélie o Fight Club, hacer una publicación de Facebook recomendándola
  4. Escuchar De Tronco en Tronco
  5. Leer Teddy de J. D. Salinger
  6. Estar un rato sin hacer nada: pensar
  7. Escuchar Matrimonio
  8. Escuchar Últimas Luces del Día

Comments (0)

Tags:

El defensor del lector: Gean Coleman no debe ir más

Posted on 21 Enero 2017 by Director adjunto

Algunos pueden creer que Entre Fachas y Rojos tiene pretensiones de ser un medio de verdad, otros pueden verlo como un tipo de burla y sin pretensiones de lo segundo. Además de ser un medio de ambos extremos, EFYR también es un “medio” indeciso.

Algunas de las parodias están basadas en personas reales, pero este molde se suponía que debía servir para hacer personajes que no se relacionaran con las personas en que se, digamos, inspiran.

Hemos retirado el artículo “El mejor poeta que nunca existió (“Encuentros literarios”, 1)”, pues atentaba contra aspectos muy sensibles con respecto a la familia. Y desde acá pido al Director retirar al autor (para ustedes, Gean Coleman), porque realmente aporta poco al “medio”.

El Defensor del Lector pide disculpas a todo quien se haya sentido aludido por el texto.

Comments (0)

Advertise Here
Advertise Here

desde el 8 de noviembre