Home > Actualidad > Crítica sincera al Varonismo libertario (“Hombrismo”, 17/06/2013, ¡A pararla!)

Crítica sincera al Varonismo libertario (“Hombrismo”, 17/06/2013, ¡A pararla!)

De Javier Garófalo (Javier Gar), hombrista y doctor en sociología.

pintura-el-beso-klimt
de Gustav Klimt.

 

Es cierto que el sexo es importante. Es verdad que nos encanta. Falso es, sin embargo, que sea lo más importante. Una ideología que toma al sexo como la única necesidad del hombre les grita a los lectores sus falencias. Qué tonto es el interés exacerbado por el sexo y el abandono del amor.

 

Amor vs sexo (pagado)

 

La tesis varonista propone que el sexo libre es aquel que se paga porque, insisten, el “no pagado” es parte de un chantaje sexual que es parte de un complot femi marxista (?). Cabe destacar que esto lo dicen sin ninguna vergüenza. ¿Cómo es libre alguien que de manera adicta debe satisfacerse sexualmente por sumas de dinero? Gratis no es. Y tampoco, eso sí, lo es tener sexo con tu pareja. ¿Pero qué tan libre es alguien que se deja vencer por sus instintos más animales (los sexuales)? Libre es el hombre que practica el celibato. Ese es el hombre libre, el que no paga nada para autosatisfacerse. Son esclavos tanto el hombre adicto a las prostitutas como el hombre que solo busca sexo en la pareja. El hombre libre no deja que sus instintos sexuales se entrometan en su labor intelectual. El hombre libre es aquel que si acude al sexo lo hace en búsqueda de inspiración. El hombre libre no toma sus traumas sexuales como excusa para crear un movimiento que ha nacido castrado.

 

El amor me salvó de la locura. El verdadero amor amplió mis intereses y aptitudes intelectuales. Amplió mi empatía e inteligencia social. Me convirtió en un ser capaz de entender las culturas que estudiaba. La “cosificación” de la mujer no permite ampliar este panorama social porque se las reduce a objetos. Es criticable este término pero para aclarar diré que a las prostitutas se las aísla de factores sociales en la visión varonista. El varonista ve a la prostituta solo como un servicio, como una sirvienta sexual sin rostro, sin aspiraciones y sin voz; se la reduce no a un objeto sino a un persona idiota. Y esa actitud es reprochable. El varonista conoce 90 putas. ¿Cuánto sabe de ellas?

 

El amor sexual

 

No puede existir amor sin sexo (a menos que seas asexual). El amor sin sexo lleva a las infidelidades. El amor sin sexo es hermoso pero a la vez perturbador si uno no tiene la fortaleza para resistirlo. Uno debe tener una relación con una mujer que te produzca una erección (como bien dijo el zoólogo Richard Dawkins hace unos años) para preservar la especie (aunque no necesariamente los mejores genes de esta). Pero enaltecer el sexo como mercancía solo lleva al deterioro de la sociedad. El hombre no necesita a una mujer como desfogue a sus impulsos. Solo necesita cientos de videos pornográficos. El hombre que busque amor (sexual) será paciente y evitará la tentación de pagar por sexo.

 

El Estado debe regular el sexo

 

La prostitución no debe fomentarse si no está regulada. Actualmente hay gente que no tiene sexo y quiere tener sexo. Un Estado inclusivo debe poner el sexo al alcance de todos los ciudadanos. Considero que el Estado debe subvencionar el sexo. Con esta medida evitaríamos el sexo en entornos antihigiénicos. El Estado debe inspeccionar los prostíbulos y exigir un mínimo de calidad mientras combate y aniquila la trata de mujeres. La otra alternativa es promover el celibato (esto sería lo ideal). Debe haber campañas que concienticen al hombre sobre sus vulnerabilidades. Se debe alentar la vida dedicada al pensamiento asexual. Un proyecto interesante sería uno que cambie condones por libros. De esta manera reducimos los números de embarazos no deseados (producto de condones en mal estado o mal usados) y acabamos con el analfabetismo. Considero que esto tendría más éxito en los países latinoamericanos como ya lo expuse en mi tesis del 2008.

 

La ceguera histórica varonista

 

La historia se mantiene por factores como el grado de comprobación. Se toma como teoría correcta la que disponga de más pruebas. Luego pueden caber interpretaciones. O sea, solo se puede discrepar en cuanto a interpretaciones de los hechos y no sobre los hechos. Cuando los varonista discrepan sobre los hechos, realmente discrepan sobre la realidad “objetiva”. No caben discusiones serias a menos que muestren pruebas que hasta la fecha son desconocidas. Sí creo, sin embargo, que acá cabe una discusión filosófica. ¡¿Pero negar la trata de mujeres?! No creo que ese tema sea discutible. ¿Están realmente infladas las cifras de trata de mujeres? Quizás pero decir que son 1% de las que se dicen es demasiado aventurado. Y decir que todo es un complot feminista es completamente idiota.

 

Invitación al diálogo

 

Aldo, quiero conversar contigo cara a cara. En unos días planeo ir a Buenos Aires (no por ti sino por asuntos académicos). Normalmente, en mis clases, no dejo que mis alumnos me vean directamente a los ojos. Lo tienen prohibido. Tú tendrás el honor de mirarme a la cara mientras yo te dé cátedra en directo. El diálogo puede llevarse en este periódico. No planeo usar argumentos de autoridad así que no me dedicaré a citar. Discutiremos de una manera igualitaria sobre los temas más filosóficos y te daré un par de clases gratis en cuanto a tus aberraciones históricas.

 

 

Mientras tanto…
La injusticia amenaza al mundo. ¡A pararla!

2 thoughts on “Crítica sincera al Varonismo libertario (“Hombrismo”, 17/06/2013, ¡A pararla!)

  1. Javier, el Amor del cual usted habla en realidad es el famoso Amor Romántico y es un fenómeno socio cultural que hace un daño devastador a los varones, pero si beneficia mucho a las mujeres.

    Y lo que le puedo decir al respecto del nefasto Amor Romántico que al parecer tanto le gusta, es lo siguiente: El Amor Romántico no existió nunca en este planeta hasta el siglo XII cuando en el sur de Europa los herejes cataros(era una secta matriarcal de origen gnóstico) introdujeron artificialmente el modelo socio cultural basado en el Amor Romántico, la Caballerosidad y la Seducción de la mujer de parte del varón. Al principio estos fenómenos sociales solo se introdujeron entre las clases altas del medio evo, pero tuvieron la especial repercusión entre los caballeros(de allí sale la “Caballerosidad” que llego hasta nuestros días) que eran auténticos pagafantas que se arrastraban detrás de cualquier mujer de clase alta seduciendo la y contando le de lo mucho que la amaban. Pero a partir del Renacimiento y sobre todo a partir del Romanticismo del siglo XIX estos tres fenómenos socio-culturales se proliferado entre todas las clases sociales, creando un sistema matriarcal sin precedentes donde la mujer por ser considerada como “sexo débil” era tratada como una deidad a la cual habría que adorar y admirar de parte de cada varón. Fue considerada como un ser angelical que era el autentico centro del universo para todos los hombres de aquella época. Este modelo socio cultural aun era aun muy fuerte en la primera mitad del siglo XX y fueron las propias feministas bien idiotas quienes lo han debilitado, algo que nos esta dando una oportunidad histórica para tomar conciencia y rebelarnos.

    A parte de esto le contare sobre que lo que realmente es el Amor Romántico y que objetivos persigue. El Amor Romántico es una forma de amor que es completamente irracional(cuando lo natural para el varón es un amor mucho mas frió y racional), incondicional (al varón se caga sobre sus propios intereses amando ciegamente a una mujer, que generalmente lo aprovecha con toda la frialdad del mundo), exclusiva (algo que va en contra de la naturaleza polígama del varón), e implica un elevado grado de renuncia y sacrificio hacia el objeto amoroso del varón ( o sea el hombre esta dispuesto a renunciar y a sacrificar cosas de gran valor solo para conservar su objeto del amor, lo cual beneficia en forma espectacular a la mujer, que se aprovecha de esto). También el Amor Romántico demuestra la insuficiencia y dependencia del varón de su “segunda mitad” ya que sin estar en la pareja con su objeto de amor con el cual supuesta mente el varón se fusiona en “un solo ser”, y si no esta con la pareja, pues el hombre es visto como un ser insuficiente, lo cual destruye la autoestima del varón soltero causando le un sufrimiento muy fuerte.

    Pero la parte mas importante y la mas dañina del Amor Romántico son sus propiedades castrativas. Ya que el Amor Romántico aplicado en el varón pone al sexo en el segundo plano, mientras en el primero están los sentimientos amorosos bien nefastos que ya describí. Pero la realidad es que dentro de la naturaleza masculina el sexo esta en el primer plano y lo que desea un varón sano que no ha sufrido de este tipo de adoctrinamiento cuando ve a una linda mujer es follarla/garcharla por todas partes, probar todo su cuerpo, dominarla(algo que no le gusta nada a las hembristas misandricas, pero es algo que forma parte de la naturaleza sexual masculina), etc. Pero no siente nada de esta basura romántica que nos metieron en la cabeza. Pero a las mujeres si les encanta el tema del Amor Romántico y las pone muy cachondas, les gustan todos estos hombres que cantan de amor, sin importar que sean casi todos hipócritas y farsantes, simplemente disfrutan de este tema, ya que les activa propiedades propias de su naturaleza. Y a su vez en la sociedad donde rigen las normas del Amor Romántico un varón que no esta contaminado por esta basura ideológica y que dice en forma sincera que lo primero que le interesa en una mujer es follarla/garcharla bien, pues es visto por muchas mujeres(que realmente creen que el modelo de hombre ideal – que es un varón romántico( o sea un ultra pagafantas bien hipócrita)) como un depravado sexual, un ser que esta a nivel de animales y que no puede tener sentimientos “supremos”, lo que hace que millones de varones que desean un sexo directo, pero por el miedo de ser mal percibidos actúan como unos unos seductores hipócritas – 100% pagafanticos.

    Y acá le doy un ejemplo de un autentico hombre-romántico bien castrado que pone amor irracional e incondicional delante del deseo sexual, lo cual es realmente patológico.Es un enfermo total. Su nombre es Axel Fernandez y esto es lo que canta:

    http://www.youtube.com/watch?v=cMtBOR_U-pI

    Al respecto de la “regulación estatal del sexo” es un delirio estatista al cual ni voy a responder. Y los Varonistas Libertarios estamos absolutamente en contra de cualquier tipo de regulación estatal.

    Pero me parece estupenda su propuesta para hacer un debate cara a cara sobre estos temas y la acepto con gusto. Estaré a la espera de su visita a Buenos Aires.

  2. No puedo creer lo que me ha escrito como defensa. Para empezar parece que ha malinterpretado mis palabras. Yo he dicho que el sexo es importante pero que el hombre también busca amor. No es que el hombre natural sea uno que busca únicamente sexo y que lo social venga a ser bastardo y por lo tanto algo así como un impuesto cultural y artificial. Esa idea suya sin duda es de influencia ancap/individualista. ¿Dónde está su hombre “acultural”? ¿En qué alucinación existe?

    Entonces veo que en nuestro diálogo debemos hablar de “Naturaleza del hombre” y “Hecho e interpretación”

    Y de su falacia de que el hombre es un ser que únicamente busca el sexo pretende “deducir” que los hombres que buscan amor son unos hipócritas. Vamos mal, Aldo.

    Además, usted pretende decir que un hombre que busca amor es alguien que no se adapta estratégicamente a su cultura (la cual puede emanar de la naturaleza humana/la realidad) sino alguien que renuncia a su individualidad (alguien que se somete).

    Usted comparte la idea de que el individuo debe someter a la sociedad porque esta es una masa idiota con normas estúpidas. No me sorprende que defienda una idea totalmente egocéntrica, egoísta, delirante y hasta implícitamente relativista. Con decir que es ancap ya conozco sus falencias.

    Me parece bien que aceptes mi invitación. Le recomiendo una manera de seducir: seduzca con sedantes.

Leave a Reply

%d bloggers like this: