Home > Actualidad > Escape y retorno al encierro literario (“El juego de las almas”, capítulo 1, 12/11/2013)

Escape y retorno al encierro literario (“El juego de las almas”, capítulo 1, 12/11/2013)

– Texto de A. D. A. C.

imagen satánica

*escrito el 30 de octubre, el día del asesinato de Javier Garófalo.
*el mismo autor ya narró los sucesos.

 

30 de octubre:

 

He decidido retomar este relato con la finalidad de sellar mi alma si fracaso. La diferencia está en que esta vez será algo voluntario. Esa bruja creyó que es la única que puede hacer algo así. Pronto le demostraré lo contrario.

 

Estas primeras semanas han sido de aprendizaje. Ha sido como comenzar de cero e incluso peor. Pero pronto dejaré de quejarme. La sacerdotisa encontró la manera de sellarme en un libro. Es hora de vengarme. Ahora cuento con nuevo anfitrión, uno muy poderoso.

 

Es una gran fortuna que mi nueva personalidad se encuentre de visita en este país. Tan propicio ha sido el destino. Encontraré a esa bruja y la asesinaré.

 

Me gusta esta mente: es tan analítico este sujeto. Me encanta no tener rasgos de cansancio. Y puedo sentir la confianza que me da tener mucho poder. Aún no entiendo que hace este individuo en Argentina pero escarbaré un poco en su memoria.

 

Ya veo. Estoy en el cuerpo de un sicópata. Ahora lo reconozco: Ander Bertol. O debería decir Ander Zugasti. Así que está buscando secuestrar a Aldo Andonegui. Qué imbécil. Ese sujeto es necesario para mis planes. No puedo dejar que lo desaparezcan.

 

Lo mejor de todo es que él no ha notado mi presencia y hasta es completamente incrédulo de estos temas. Me he podido dar cuenta de que él es el sujeto indicado para mi resurrección.

 

Sé que Aldo Andonegui esconde el alma de uno de los protectores elegidos. Debo hacerlo mi aliado. Solo con su ayuda podré sellar el alma del demonio Vetala y restaurar mis poderes. Tenemos menos de un mes para lograrlo. De otra manera, todos sufriremos y solo la sacerdotisa Cecilia y su amo conseguirán sus objetivos.

 

12 de noviembre:

Aldo Marat

 

Me causaría un poco de pena ver cómo Ander tortura a Aldo pero ya no recuerdo muy bien cómo se siente aquello. Todo está quedando listo para que emane la verdadera identidad de Aldo y pueda enfrentarlo en un juego de vida o muerte. Sé que quien lo controla depende demasiado de ese cuerpo. Es su debilidad. Si algo sale mal, simplemente mataré a su anfitrión y acabaré con esto para siempre. Luego me ocuparé de esa bruja.

 

página 1 portada

 

página 2

 

página 3 terminada

 

página 4

 

página 5

Leave a Reply

%d bloggers like this: