Home > Entretenimiento > Todo es Black Mirror (“Comentarios desde mi cómodo asiento”, 1)

Todo es Black Mirror (“Comentarios desde mi cómodo asiento”, 1)

Sí, soy como el Che, pero solo con la mirada de malo (la foto es de la única vez que salí de mi casa).

por Juan Luis Abetos
cronista en estado crónico

 

Hace poco empece a ver Black Mirror, serie que ya no da para tanto ahora que Netflix la compró (lo mismo paso con Star Wars, pero eso es otro cuento). Incluso siendo una serie mala ahora, la historias detrás es tan potente que los paralelos con nuestra vida diaria (oh, el Facebook) son evidentes.

Ahora las máquinas nos ayudan con todo: desde hacer nuestro trabajo como periodista multitareas a ayudarme a escribir toda esta columna desde mi iPhone, corregirme las tildes y recordarme al mismo tiempo, que en unos minutos tengo una clase que dictar. Es maravilloso, pero también escalofriante.

Facebook es el Black Mirror de nuestra vida. Hay tantos paralelos. Sería como un blue mirror sin embargo. Lo primero que hace Facebook hoy es mostrarme un video para recordar mi 2016. Pero qué se cree esta máquina, este sirviente del capitalismo: yo menos que nadie necesito ayuda para recordar mi pasado, yo que cuento mi vida en autobiografías, digo, en crónic… digo, en novelas, yo que cuento mi vida, habiendo revisado todos los papeles que tenía tirado en el suelo de mi habitación, todos los apuntes que alguna vez hice sobre mi familia, como mi papito era buenito conmigo, o que yo que soy tan único tenía creatividad para cambiarle los bracitos a mis muñecos de acción, porque eso a nadie se le ocurría, ¿verdad? Yo más que nadie no necesito ayuda para recordar, maquinita de Estados Unidos, Mark Sucker

Cómo ven, los paralelos de Black Mirror nos persiguen (hoy en la calle vi como un espejo por detrás era negro, ay los paralelos; y hoy también vi cómo un negro se miraba al espejo, ay, los paralelos nos invaden). No dejemos que Facebook nos haga recordar cosas que ya olvidamos, qué irrespetuoso dictador. El pequeño dictador azul.

Pero bueno, termino porque el límite de palabras de esta aplicación de procesador de textos me está avisando que no me quedan muchas, algo inusual porque yo suelo ser muy exacto, extremadamente exacto, para seleccionar las palabras, oraciones, puntos y comas, de los textos, escritos, ensayos, que escribo, redacto, creo mágicamente

¿Desea calificar esta aplicación?
Claro que sí, ¡cinco estrellas de cinco!

Leave a Reply

%d bloggers like this: