Home > Columnas > La realidad es un capullo (Anti-Radio Perú, 2)

La realidad es un capullo (Anti-Radio Perú, 2)

por Edwin Montesinos

No hay mucha información como para saber algo más extenso, pero lo que sé ahora es que Veronik fue la líder de la banda Valium, que sacó un único disco en el 2007. Desde ese de hard rock (casi nu metal), Veronik se ha transformado, al punto de reemplazar (en su mayoría) su voz por el Theremin, ese instrumento extraño de 1919 inventado por Lev Termen. Sin duda es una decisión interesante volver a uno de los iniciales instrumentos de la música electrónica para hacer un disco.

Anómala, el primer sencillo que salió de el álbum del mismo nombre (que se estrenó hoy por Spotify), tenía un aire a House of the Rising Sun (la versión de The Animals) y si bien era un tema no muy complejo, prometía decisiones inteligentes en el uso del Theremin.

El disco de Veronik, una mezcla de electrónica con rock alternativo, a veces experimental (con toques que recuerda al musique concrète: ese género que usa la música del ambiente y del mundo real para expresarse). El disco abre muy bien con Crisálida, ese cascarón del que saldrá, más tarde, la mariposa extraña que es la voz e imagen de Veronik.

Puede que sea cierto que algunas canciones son algo difíciles de comprender (como Gallinazos), y no porque sean solamente experimentales (algo que aprecio mucho en la música), sino porque su carácter experimental no está desarrollado para ser entendido fuera de la cabeza del artista. Gallinazos, más que recordar a las aves, nos situan en un sueño incomprensible, un cuarto oscuro con goteras.

El disco toma otro vuelo en Anómala, y si bien peca de muy poco desarrollado en Adiós laberinto, termina en una nota excelente con Primavera (que nos trae la voz de Veronik de vuelta). De repente, es el momento en que el capullo se abre. En eso hay que otorgarle aplausos a Veronik: en lograr tener algún sentido de concepto en su disco, que no está tan oculto, pero ni tan fácilmente mostrado.

Atajos para flojos
(Este disco dura casi treintas minutos, tiene canciones cortas, pero igual eres un flojo de mierda. Ni eso quieres escuchar, así que presta atención: si quieres aunque sea salir un ratito de tu capullo, “capullo”, haz lo siguiente)

  1. Escuchar Crisálida
  2. Darte cuenta de que realmente no quieres hacer todo lo que haces en esta vida.
  3. Escuchar Tormenta
  4. Querer un poquito arruinar todos los logros que hasta ahora has conseguido.
  5. Tratar de entender Gallinazos
  6. Buscar qué es la musique concrète.
  7. Tener ganas de hacer música usando tus ollas como percusiones.
  8. Escuchar Anómala.
  9. Escuchar la versión de House of The Rising Sun de The Animals.
  10. Escuchar Primavera y finalmente salir de tu capullo.
  11. Eventualmente, volver a la realidad.

Leave a Reply

%d bloggers like this: