Archive | Sir Caníbal

Tags: , , , , ,

El mundo moderno y su duplicación

Posted on 05 Marzo 2017 by César Oncoy

El mundo moderno duplica de forma subvertida conceptos sagrados del mundo tradicional:

1.-La efebofilia sagrada es corrompida en normalización de la pederastia o la hipersexualización consumista de los menores de edad.

2.-Las hieródulas de la antiguedad son convertidas en prostitutas mercantilizadas que satisfacen fantasías aberrantes y refuerzan la disolución de la sacralidad de la unión entre absolutos (hombre absoluto y mujer absoluta).

3.-La androginia o bisexualidad sagrada es corrompida en la homosexualidad ideologizada (LGBT, teoría queer, “transfeminismos”) con la mercantilización de las identidades “sexuales” que ahora existen ad infinitum como si se trataran de algún modelo de gadget que puede escojer el postor según su subjetividad.

4.-Los bacanales sagrados en honor a Dionisio u otros dioses de las religiones del misterio o religiones paganas-tradicionales son sustituidos por las orgías, la fetichización de la sexualidad, la hiper-sexualización consumista de la sociedad actual.

5.-La liberalización en lugar de ser una del espíritu y dirigida hacia la individuación del ser, se convierte en empoderamiento sexual, de consumo, en individualismo atomizante, en mercantilización o despolitización neoliberal (o su variante la hiperpolitización de las Izquierdas y sus políticas de identidad)

6.-La Autarquía del mundo tradicional se convierte en la anarquía y contracultura de los modernos, se reduce a o a una mera oposición al Estado y reemplazo de la estatolatría por la idolatría al mercado como hacen los liberales, o queda degenerada a un colectivismo abstracto insano. En suma, se rechaza al Individuo como Absoluto, la supra-política, y el autogobierno , primero de los instintos y del espíritu, luego de la comunidad sobre la base de una visión trascendente y la dirección de una casta del espíritu

Cómo habrás notado el concepto de una Sociedad Tradicional Radical no implica un puritanismo anti-sexo, sino una visión trascendente y platónica de búsqueda de experiencias integrativas y totalizadoras. El puritanismo tan afín al espíritu del protestantismo cristiano (la raíz del capitalismo y la sociedad moderna actual); en cambio, implica una obsesión patológica que oscila en la dicotomía entre refreno neurótico sobre la sexualidad o la entrega disolutiva a la hiper-sexualización. Así que es natural ver como en Estados Unidos, la cuna del capitalismo burgués, se pudo pasar en tan corto tiempo del puritanismo anti-sexo a la sociedad hiper-sexualizada y consumista de nuestros días.

Comments (0)

Tags: , , ,

Algunas razones por las que los libertarios NO han sido capaces de crear una “revolución” (“Y sí los comunistas”, 24/04/2015)

Posted on 24 Abril 2015 by Julián Arana

– Por César Oncoy.

Algunas razones por las comunistas fueron capaces de hacer revoluciones y los libertarios NO:

# 1- Los marxistas siempre entendieron que la tarea de la revolución es la toma (o la creación de) poder revolucionario. Por el contrario el “poder” es un palabra sucia (de hecho casi satánica) para los libertarios y anarquistas. Como consecuencia de esta falla fundamental para entender la tarea revolucionaria, tanto el anarquismo y el liberalismo son teóricamente lobotomizados y sólo puede producir revoluciones por accidente, en todo caso.

# 2-Los marxistas eran muy serios acerca de su tarea, por lo que desinteresadamente dedican toda su vida a ella, y estaban dispuestos a sufrir y morir por ella. La revolución libertaria es un juego de rol de internet y un divertimento para una subcultura marginal. Nadie va a morir por Rand Paul o el Instituto Cato. Nadie va a hacer barricadas para que los súper ricos puedan evitar el pago de impuestos, ni siquiera los súper ricos (que prefieren comprar los políticos en su lugar).

# 3-Los marxistas identificaron su base social entre las clases de personas que fueron brutalmente oprimidos y que tenía todas las razones para oponerse al sistema bajo el cual vivían. En la teoría y en la práctica, los libertarios identifican su base social entre las clases medias y superiores del sistema americano, que son tan cómodas y completamente mimados que se dedican a la política como un hobby y como vector para el juego de acción y crybabying interminable. La mayoría de ellos son tan débiles y rotos mentalmente que ya no puede funcionar sin la medicación psiquiátrica pesada. La izquierda moderna (por supuesto) hace lo mismo en la práctica (aunque no formalmente en teoría).

# 4-Los marxistas entienden que el orden político se basa siempre en el asesinato y el robo, y que la violencia, la agresión, el engaño y la subversión sería necesario destruirlo usando metodos a veces violentos. Los libertarios y anarquistas son en su mayoría moralistas que se ocupan principalmente de mantener su propia moralidad prístina y haciendo ruidos de mono sin sentido de indignación mientras van acicalándose sus alas angelicales. Para ellos las revoluciones solo lo hacen los locos, demonios y criminales. Las revoluciones son las mismas cosas brutales, sucios y despiadados que siempre han sido.

# 5-Los marxistas hicieron un estudio serio y profundo de la historia revolucionaria que les precedió. Como estudiantes de la revolución la mayoría de los libertarios son vagos y estúpidos. Los libertarios casi nunca estudian otra cosa que la revolución americana, e incluso entonces no aprenden nada útil de la misma. Los libertarios han gastado un orden de magnitud más tiempo y energía a debatir el supuesto asesinato de George Washington por los Illuminati que estudiando a nuestra propagandista revolucionario brillante Sam Adams (que inspiró a Saúl Alinsky).

# 6-El marxismo se dedicó a la construcción de un nuevo orden social, no tratando de resucitar uno viejo. El libertarismo nació durante la última era del liberalismo como un intento de purificarlo por un retorno a las raíces. Desde entonces el liberalismo (como tal) ha muerto, y ahora vivimos en una fase de un catastrófico post-liberalismo. Los libertarios liberales quieren volver a algo nunca existió, y el liberalismo que existió fue una experiencia temporal y local que ya ha terminado.Siempre fue una flor casa caliente, y ahora que la casa caliente ha sido derribado, se ha extinguido.

Comments (3)

Tags: , ,

#Lovestremismo – manifiesto del amor radical (I Parte)

Posted on 20 Noviembre 2014 by El Directorio

terrorismo de amor

 

I PARTE: EL AMOR RADICAL COMO NO INTERVENCIONISMO

 

El amor radical es no intervención.

El amor radical se fundamenta en la razón pero también nace del capricho.

Dónde la droga social del romanticismo espurio prostituyo las revoluciones en nombre del amor.

Dónde el amor diluido se erigió en tibio pacifismo nació lovestremismo.

La razón por la que las revoluciones de amor del pasado fallaron es porque se basaron en un amor que no fue radical sino meramente dogmático.

No se fundamentaron en la libertad sino en la lujuria del igualitarismo y la decadencia del altruismo, eso remediara lovestremismo.

I

 

El manifiesto lovestremista es el dogma del anti-dogma y el sentido del sinsentido.

En aquel manifiesto se reconoce al amor como una droga social de acción intermitente.

El señuelo de la locura.

La locura que nació para limitar el desenfreno de la violencia y del sexo.

En ese sentido el sexo es entendido como una prótesis de la violencia.

Y toda jerarquía es antinatural.

Pero estos tiempos no son tan avanzados para entenderlo.

Es por eso que nace Lovestremismo como terapia terrorista de grupo.

¡Como la revolución de unos hippies de ultraderecha!

Como la gran contrarrevolución de evolianos en una posmodernidad.

II

 

El amor radical representa la auto-limitación del ser enajenado por el amor dogmático

Parodiando así los mecanismos de dominación y los resultados intermitentes del amor romántico,

Es por eso que la sumisión del ISLAM es el mejor arquetipo para #lovestremismo.

 

El amor radical es No intervención.

El amor dogmático se fundamentó en la intervención

Lovestremismo parodia tal intervención y todos los mecanismos de dominación romantica.

Lovestremismo es el egoísmo de la voluntad no coactiva.

Un tú y yo siempre gobernándose a sí mismos pero nunca interviniendo en el resto.

Amar sin alienarse en los métodos convencionales de la protesta, solo rozar sus bordes para luego incinerarlos.

III

 

Seguimos la doctrina de Lefevre.

Nuestra anarquía del capital es ¡el pacifismo más ortodoxo!

Llevamos el principio de no agresión a sus dimensiones más radicales.

Si eso implica que seamos muros de contención de carne contra la agresión, eso seremos.

Hemos elegido a las prostitutas como nuestras doncellas, las doncellas que serán escudos humanos.

Esta es la dinámica masturbatoria de lovestremismo: parodiar morir por amor como el pacifismo político más radical de los últimos cien años.

Es ese servilismo de amor llevado a la acción política.

III

 

Esa razón del Amor radical es la consecuencia intelectual del manifiesto.

Y La consecuencia intelectual lleva a la anarquía.

La anarquía no como dogma sino como anti dogma,

Donde todos los arcontes son cuestionados, incluyendo el capital simbólico, y el fascismo del cuerpo y alma.

Pero donde sobre todo es cuestionado el concepto de sociedad de los místicos del músculo.

IV

 

Los dogmas son para los intelectuales.

Por más que los intelectuales intentan huir de los dogmas, el sectarismo y las ideologías.

Los sabios siempre estarán violentamente atrapados en tales agendas reaccionarias.

Siempre nacerán ideologías dogmáticas aunque se revistan de cientificismo o filosofía.

¿En ese sentido que es sino la revolución más que una palabra vacía?

V

 

¡La revolución de la protesta es alienación cínica ante el sistema!

Y lovestremismo es eso. Pero su cinismo irá más allá.

Estamos orgullosos de ser más reaccionarios que Julius Evola.

De ser contrarrevolucionarios contra la industria de la guerra

Y contra la más mínima muestra de agresión aunque venga de la “voluntad popular”

El sistema no es una mónada, ni diada ni tétrada ni mucho menos una superestructura única no dependiente.

¡El sistema es el caos auto-teledirigido!

¡El caos que construye mediante la deconstrucción y deconstruye con la creatividad!

Pero el caos que siempre absorbe al hombre cínico o al sincero.

VI

 

Los verdaderos anarquistas buscamos lo imposible y si no lo logramos apelamos al capricho.

Buscamos esa anti-fragilidad del caos que es la verdadera libertad.

¡Libertarismo es ‪orden!, ¡orden es ‪capitalismo!.‬

Pero capitalismo es solo una palabra vacía al que  los lovestremistas hemos llenado de contenido.

Y ese contenido es el amor radical, ¡es lovestremismo!

Cumpliremos esta utopía de ultra Izquierda que es lovestremismo bajo los métodos del mercado.

Cumpliremos esta utopía de ultraderecha que es lovestremismo bajo métodos colectivistas.

¡Eso es lovestremismo!

Comments (1)

Tags: , ,

LGBT o No-LGBT, he ahí el dilema

Posted on 26 Octubre 2014 by El Directorio

El termino LGBT no es un termino exento de polémicas. Pero en muchos casos ha sido estratégico su uso, cosa que de negarlo, me haría muy mezquino. Sin embargo, siendo un termino que intenta ser “abarcativo” va a tener siempre limitaciones. Limitaciones que trascienden lo meramente semántico o político.

LGBT_Symbols_2

A casi nadie le es esquivo que hay aspectos culturales muy marcados en la comunidad gay, lesbiana y demás. Fenómenos culturales que aunque mantienen puntos de contacto, también están a años luz de un grupo al otro.

Muchas veces el trabajo de los activistas por los derechos LGBT esta sesgado no solo por un estándar político (cosa que critique en mi articulo: La secesión como arma de revolución LGBT) sino por su propia estructura cultural e “identitaria”.

Un homosexual luchando por los derechos de las lesbianas por más que tenga las mejores intenciones, no podrá interiorizar de la mejor forma las necesidades particulares de ese colectivo.

De igual forma sucede con las feministas y su trabajo en el tema del activismo LGBT. Creo que el trabajo que hace cada grupo puede ser fructífero, pero no hay necesidad de forzar una homogeneización de todos los grupos ante esa manera esencialista de ver el activismo.

Cosas como el orgullo LGBT todavía tienen un marcado sesgo hacia definir las identidades incluidas en la etiqueta LGBT como una extensión del clásico “orgullo gay”.

La incomodidad de los colectivos lésbicos y trans no dejan de tener un trasfondo legitimo. Creo que los “LGBT” ya somos una masa critica política, para empezar a manejar “nuestros discursos” y activismo de manera independiente (e interdependiente).

De tal forma, que nadie tiene derecho a imponernos una agenda. Muchos de los gays, lesbianas, bisexuales, etc somos apolíticos. Nuestras reivindicaciones son también apolíticas. Apolítico no quiere decir ser un traidor, un indiferente, un gay que se auto-odia. ¡No! De hecho que aunque muchos de estos gays apolíticos no lo sepan. Están siendo la mejor fuerza de choque contra el poder político al mantener una postura apolítica.

Lamentablemente desde el discurso de cierta Izquierda que después de los 70s se volvió dominante, se exige la politizacion de todos los ciudadanos y activistas.

Por lo cual, imbuidos en un discurso ya sea marxista o pos-marxista ( pero que no ha superado los errores deterministas de ese sistema) se encuentran victimas y victimarios en todos los sistemas, paradigmas culturales y roles sociales.

Cosa que yo rechazo tajantemente. Rechazo pero no dejo de no ser ingenuo de que hay injusticias estructurales que requieren de un trabajo dinámico e integrativo de parte de varios micro-grupos sociales. Pero no dejo de tener una postura individualista ante ello.

Yo soy Cesar, puedo ser gay, pero mi identidad no se circunscribe sólo a ello, ni siquiera la identidad del gay mas politizado de los activistas se circunscribe a ello.

Quisiera a razón de eso, que se repiense los activismos. Lamentablemente el sistema (al que critico en sus bordes pero sin caer en un pesimismo radical) secuestra toda buena voluntad. Las reivindicaciones actuales del colectivo LGBT son reivindicaciones institucionalistas o llámeselas moderadas.

Y sin animo de querer ser yo un radical o sectario. ¿Estaremos haciendo bien en creer que para vencer las injusticias de un teórica “heteronormativa sociedad” tenemos que “igualarnos” no solo a nivel de tener las mismas posibilidades que el resto, sino a nivel de ser parte de las mismas instituciones, tener roles símiles a los de aquellos heterosexuales?. ¿No es eso un aburguesamiento ingenuo? (uso la palabra aburguesamiento de manera irónica, siendo yo un anti-marxista).

No somos ni una cifra estadistica mas que necesite llenar los ficheros de los burocratas estatistas ni debemos ser un remedo de los que nos “oprimieron” (ojo soy flexible al usar la palabra opresor, porque no creo en una pedagogía del victimismo y revanchismo).

Cada uno tiene su estilo al plantear de cara las reivindicaciones de los gays. Sin embargo, a mí no me gusta el estilo hegemonico actual de activismo y estoy en mi derecho de manifestarlo. Pero también estoy en mi derecho de ser proactivo y alentar a la gente a que comparta mi postura. Mi postura siempre será a favor de la diversidad. Y la diversidad a veces implica: SEPARACIÓN (leer mi anterior post: La secesión como arma de revolución LGBT).

Prefiero ver una infinidad de comunidades culturales, de estilos de vida “separadas” territorialmente o a nivel de empoderamiento político, pero anexas en espíritu de colaboración y sobre todo en de preservar la diversidad que se anularía en el mestizaje de la diversidad bajo el diseño social del igualitarismo.

La diversidad no debe concebirse como una receta política. Ya hemos visto el error del multiculturalismo. Ese error no radica en un crisol de culturas diferentes conviviendo, sino en el diseño político. Lo que se llamaría “integración forzada”.

large

La libertad debería partir de reconocernos diferentes y empoderarnos a nosotros mismos y a las personas que comparten ese máximo común divisor de ideales, riqueza intelectual y potencial de construcción de proyectos comunes. Es así que mi propuesta de pan-secesión como libertario que soy también la transcribo para el caso de las identidades LGBT en contradiccion y superposición.

Finalmente, me gustaría animar a los gays, lesbianas, bisexuales, etc que leen este post a que empiecen a pensar en función de ellos mismos antes que de identidades publicas, colectivas o peor aun políticas. Creo que así se podrá ganar mas reivindicaciones, y sobre todo inspirando respeto por sobre los demás, que es algo que nos merecemos también los gays; puesto que, muchas veces estamos caricaturizados incluso por nuestra manera particular de “ser políticos” o “activistas”.

Comments (0)

Tags: , , ,

Un sentido heroico de vivir: redefiniendo el antisionismo

Posted on 26 Octubre 2014 by El Directorio

Por César Oncoy Bustamante

Dedicado a los activistas antisionistas honestos que no han caído en el chantaje de la propaganda oportunista de los fascistas ni en el facilismo de los antisemitas de siempre que se disfrazan de antisionistas.


Me defino como un antisionista desde hace algunos años, a pesar de ser yo un simpatizante del judaísmo, la cultura judia y en general los aportes judíos a la cultura, el arte y la academicidad; ya que, mis motivos para ser antisionista parten de razones libertarias y humanitarias (que es lo que yo he aprendido de los judíos mas honestos a nivel intelectual) . Sin embargo, a pesar de que al analizar al sionismo en sus bases doctrinales, las declaraciones de sus lideres históricos, y las acciones políticas con las que legitimaron al Estado de Israel (tanto históricas como contemporáneas) se vislumbran ciertos puntos de contacto entre el sionismo y los defectos de las ideologías nacionalistas del pasado. Creo que hay deshonestidad intelectual y sobre-dimensión en el tema de condena unilateral hacia el sionismo por parte del mainstream antisionista. Sobre todo en el deseo de eliminar – el constructo político sionista y en general la identidad politica de autodeterminación- para con las identidades judías. (muchas veces difundido incluso por el espectro mas radical de judios antisionistas)

No veo como completamente honestas ni la dicotomia de judaismo vs sionismo ni las lecturas de la critica social posmoderna. Lecturas que diluyen — bajo la dictadura “radical”-“revolucionaria”-“igualitarista” – “antiidentitaria” de la semántica academicista—, el concepto mismo del -ser judío-. Asimismo, de parte de estos criticos, se concibe el sentido de pertenencia de los judios a la tierra de Israel como siempre relativo y nunca absoluto. Y lo extraño, es que partiendo de la concepcion del derecho histórico de los pueblos originarios a la tierra en que se asientan, todos tienen “derecho” menos los judios, porque parece que los criterios de identidad judia son “atipicos” porque muchas veces parten de discursos religiosos (yo diria que transreligiosos).

De manera que siempre se maneja todo este discurso antisionista desde la arista de victimario-ocupante. Y el concepto de “justicia histórica hacia los pobladores nativos”, siempre está en la perspectiva del judío como “no nativo” sino como agresor colonialista-eurocentrista (lo cual es racista con los judios eurodescendientes de Israel). Lo criticable de ese tipo de discursos es que hace que se corra el riesgo de un negacionismo selectivo, en que los agredidos SI Y SIEMPRE tienen una correspondencia con la historia, la cultura y la tierra, y los “agresores” absolutamente NO. Además que deshonestamente se traslada el concepto de agresores de su verdadera esencia: el aspecto político-estatista (burócratas politicos, lobbistas, corporaciones coludidas con el Estado y el regimen de ocupacion, y gente del complejo industrial-militar) hacia la gente israelí de a pie que -EN SU GRAN MAYORÍA- existe posteriormente a la ocupación sionista y solo vive su vida como cualquier persona en alguna parte del mundo.

Considero igual de peligroso — que las acciones equivocadas del actual régimen sionista –, la negación política de un tipo de sionismo o pos-sionismo libertario (utilizo la palabra libertaria no en terminos necesariamente partidistas ni ideologizados). Lo cual podría dejar en el aire al judío contemporáneo en su autoidentificacion política.

Por lo tanto, una lectura intransigente y radicalmente “anti eurocentrista”, “anticolonialista” o “anti ocupación” podría quitarnos perspectiva sobre el tema Isrel/Palestina. Hay mucho de cierto en que la quinta esencia de la judeofobia (o antisemitismo) moderna es la negación política del judío, (identidad política que actualmente—en su mayoría— se dibuja en el constructo sionista). Lo preocupante es que muchas de las manifestaciones modernas de antisionismo son una extensión de la judeofobia de siempre, y eso HAY QUE ENMENDAR (por ello considero positivo que haya judíos y judeofilicos en las filas del movimiento antisionista internacional).

Con toda esta disertación, no estoy legitimando al sionismo (sigo siendo firmemente un critico de como se ha configurado y configura el sionismo actual y del pasado). Pero considero que el sionismo es un constructo que puede ser redimido o superado sin negar la esencia política del judío (cuya condena considero que es parte de la judeofobia moderna) y eso es lo que me preocupa enormemente.

Por último, varios de los discursos actuales parecieran decir “dejémos en el gueto a los judíos y no permitamos que tengan un rol político mas allá del clásico rol del judío en la critica social y en las vanguardias revolucionarias”. Pero el revés de este tipo de judeofobia es dejarles tener a los judíos una esencia política (no solo contestataria, internacionalista y fragmentada), sino una “positiva”, de construcción identitaria y de unificación (en definitiva un sentido heroico de vivir que todos merecemos, incluso los judios)

Comments (0)

Advertise Here
Advertise Here

desde el 8 de noviembre