Archive | Abril, 2013

Tags: , , , ,

¡Pene y vagina unidos por la justicia! (“Monas, perras y leones”, 30/04/2013)

Posted on 30 Abril 2013 by Anderbertol

– Aclaraciones antes de mi entrevista fálica de mañana.

1.- Hembrismo no es feminismo. Feminazismo es hembrismo. Feminismo no siempre implica una lucha por una verdadera igualdad.

 

He seguido, en las redes sociales, los comentarios que ha erigido mi texto “El feminazismo amenaza la democracia” y he comprobado una diferencia difusa entre feminismo y hembrismo en lugar de una marcada diferencia en cuanto a lo equivocado de sus discursos.

 

El hembrismo no es feminismo. El hembrismo proclama la superioridad de la mujer. Es directamente peligroso porque es una contraparte del machismo más violento y arcaico. A estas mujeres las conozco mucho y muy bien. Sufrí un ataque de estas señoras en 2010. A estas las llamo feminazis.

 

A las feministas las divido en dos grupos. El primer grupo está manchado de irracionalidad. Es una facción enemiga. Es un montón de mujeres que lucha por un concepto errado de “igualdad”. Son señoritas, llenas de buenas intenciones, que simplemente la embarran. Su lucha está mal enfocada porque no toman en cuenta la realidad. ¿Cómo entonces pueden defender cuotas de género que reemplazan el criterio igualitario de la capacidad por uno antojadizo como el género? Puede parecer tentador apelar a una cuestión reivindicativa pero… ¿A caso para reivindicar a los negros esclavos vamos a poner a un negro moderno de presidente sin pasar por elecciones generales? No debemos permitir un afán reivindicativo febril que parece propaganda irreflexiva y dogmática. Las reivindicaciones deben llevarse solo de manera racional sin detonar el sentido común. De otro modo, insisto, atentamos contra la democracia. A este grupo hay que pararlo. ¡A pararlo! Y hay que parar a los hombres que suscriben esta lucha autodestructiva. Ellos son sujetos que no son inmunes al poder irracional de la vagina.

 

El segundo grupo de feministas no cae en la reivindicación irracional. Pero, a mí parecer, este grupo es minoritario. Estas señoritas son mis amigas. Debemos unirnos en la lucha. ¡Hombristas y feministas racionales juntos por la justicia, la libertad y la verdadera igualdad!

 

2.- Mujer conservadora y mujer liberada: no siempre incongruentes. La perspectiva anarquista vuelve a mostrar sus deficiencias en cuanto a su aplicación en este siglo.

 

Me sorprende que en una época en la que el contexto recibe su justa valoración (aunque a veces sí se le da un exagerado protagonismo), haya gente que siga creyendo que autores del siglo XIX y XX pueden saber más de nuestra realidad moderna y cercana que usted o que yo. No sé muy bien que autores consultan las feminazis y las feministas descarriadas pero debo decirles que incluso los autores hombres de esos siglos hoy pasan tranquilamente como retrasados mentales. Y los genios como “normalitos”.

 

¿Cómo es eso de que una mujer liberada no puede ser conservadora? ¿Liberada por quién o qué? ¿Por un dogma de libro decimonónico? ¿Por el partido feminazi? ¿Por tu tabla de valores holgada y agujereada de “mujer liberada”? La mujer conservadora no se ve “oprimida por un constructo patriarcal”. ¿Cómo se puede hablar de eso en un contexto en el que la mujer ya es libre (aunque recientemente)? Quizás como ejemplos en sus luchas imaginarias ponen al mundo de 1800, 1900 y, ya, 1960. Actualmente el conjunto de normas aunque de origen masculino es totalmente abierto y democrático salvo en casos puntuales como el aborto y los matrimonios entres lesbianas (pero solo en algunos países). ¿”La lucha de clases feministas”? ¿Qué es eso? Si ocurrió esa lucha, la mujer ya la ganó (y donde aún no la gana, pronto lo hará). La mujer conservadora aunque afectada/influenciada por un contexto de normas decide voluntariamente ser, por ejemplo, pudorosa en lugar de una sexópata enfermiza. Las dos actitudes no giran principalmente sobre el aspecto legal sino sobre el aspecto de personalidad e individualidad. Y es en la personalidad de una mujer conservadora que un grupete de mujeres sadomasoquistas no debería “legislar”. Que le digan santurrona si quieren pero que no pongan excusas seudointelectuales a su intolerancia.

 

 

3.- Agradezco el aún tibio apoyo de los sectores más libertarios de las redes sociales.

 

Agradezco el apoyo de los sectores menos ortodoxos de las redes sociales. Los libertarios (los verdaderos) que apoyan mi movimiento lo hacen sabiendo que esto es 20% entretenimiento pero que chuta y acierta las veces que dispara con seriedad (prácticamente siempre). ¡Paremos el feminazismo! ¡A pararlo! ¡A pararlo bien fuerte!

 

 

 

Javier, miembro del partido hombrista.

*seré entrevistado mañana.

Comments (0)

Última llamada para el torneo “Mundo virtual”

Posted on 28 Abril 2013 by maxaguirre

– Ya hay 10 inscritos que necesitan confirmar su participación.

 

Las reglas ya han sido detalladas. Cada uno deberá elegir una “carta favorita”. Su elección será pública. (ver)

La lista de participantes se sigue actualizando. (ver)

Las inscripciones se cierran el 6 de mayo.

Actualmente hay 3 evaluadores a los que pueden retar para entrar al torneo:

Maxaguirrer
Joe Camargo
Dwan Hovec
Mariiik212

 

Se ha creado un grupo de facebook para comunicarnos:

https://www.facebook.com/pages/Campeonato-Mundo-Virtual/530630956989816

 

Habrá unas eliminatorias antes de entrar a las finales.

Comments (0)

Tags: , , ,

El feminazismo amenaza la democracia (“Monas, perras y leones”, 26/04/2013)

Posted on 27 Abril 2013 by Anderbertol

Mi nombre es Javier y tengo 2 hijos. Hace 3 años perdí a un gran amigo: fue asesinado por unas delincuentes. Desde entonces he decidido no detenerme en mi lucha contra el feminazismo.

¡A pararlo! ¡A pararlo!

 

Las mujeres han sido marginadas a lo largo de la historia pero esa no es excusa para proponer cuotas de género en los partidos políticos. Dividir un partido por obligación entre 50% hombres y 50% mujeres es algo antojadizo y sinsentido. ¿Dónde queda el mérito si se lo reemplaza por el género? Podrá parecer que este tema no es de vital importancia pero es sobre la contienda política que nuestras sociedades se sostienen. No es poca cosa que se pretenda detonar una garantía democrática e imponer una igualdad a la fuerza que finalmente no llega a ser igualdad sino una ilusión.

 

Las feminazis aman tocar el tema de los estereotipos en los medios. Bajo una perspectiva simplista (apoyada por filosofía barata femenina) afirman que se debe retirar algunos estereotipos de la televisión. ¿Por qué? Porque no se sienten representadas. ¿Y por qué deberían sentirse representadas? ¿Se han puesto a pensar que las actrices representan a otras mujeres que no son ellas, a un grupo distinto? Lo que las feminazis quieren es una ficción que las represente solo a ellas y no, por ejemplo, a mujeres conservadoras; es egoísmo. Quieren cambiar un estereotipo que ven extraño por un más cercano y “empoderado”. Esta fijación por la representación en desmedro de la atención hacia la esencia de las cosas parece ser algo netamente femenino. ¿De qué otra manera se entiende que se quejen por una ficción? ¿Desde cuándo la publicidad representa la realidad? Es más sensato decir que hace lo posible por no parecerse. Sabemos que es una ficción y una muy mala. Se podrá decir que los publicistas representan entonces una manera de segmentar la sociedad, una visión del mundo. Pero más que eso puede haber una propuesta de mundo ideal que alienta (no obliga) al consumismo y a la depresión feminazista.

Ya sobre la cuestión de la representación: ¿Bajo qué lógica pre moderna una actriz de la publicidad representa realmente a todas las mujeres? ¿Y no es obvio que los adultos sabemos que solo se trata de una ficción? Me explico: que se ponga a una mujer bella como adorno de la escena solo quiere representar a mujeres bellas y ni siquiera a todas las mujeres bellas sino que no se sabe (¿y por qué decodifico que es una “mujer adorno”? ¿Existe tal cosa o no es más que jerga feminazista?).

La intención del publicista queda en incertidumbre aunque es muy posible que se trate de una propuesta de mundo ideal que aliente al consumismo y a lo aspiracional.  Si eso se entiende como una exigencia de belleza al resto de mujeres pues parece tener sentido (pero… ¿las sociedades anteriores a la publicidad no les exigían belleza a las mujeres?). En todo caso: ¿No deberían las feminazis ser lo suficientemente inteligentes para ver el juego tan mal armado de los publicistas? ¿No ven que es ficción? ¿Es que quieren además que aparezca en pantalla un rótulo indicando que se trata de una ficción? ¿Por qué, en vez de exigir nuevos estereotipos, mejor no hacen algo para que sus compañeras entiendan la diferencia entre ficción de mala calidad y realidad?

 

Yo les propongo no ser egoístas; hay otras mujeres que también quieren verse representadas (como las conservadoras). Les propongo hacer boicot (o sea no comprar y desalentar pacíficamente las compras) a las marcas que sienten que tienen publicistas “machistas”. Les recomiendo crear su propia agencia publicitaria para imponer sus estereotipos (y no pretender usar al Estado para esas tonterías). Les propongo dedicarse a eso y no meter sus desvaríos menstruales en la política.

 

 

 

Javier, miembro del partido hombrista.

(será entrevistado en unos días)

Comments (0)

Tags:

Ander, ¿qué desea?

Posted on 26 Abril 2013 by Dwan Hovec

Ander,

 

Usted hace llamarse minarquista. ¿Cómo puede criticar medidas estatales si usted defiende intervención estatal (aunque mínima intervención)? ¿Cómo puede llamar voluntario a contratos que son casi “contratos de esclavitud”?

 

¿Cómo puede no decir de una buena vez que es usted un anarcocapitalista? Yo no necesito entrar en polémicas sensacionalistas con usted. Yo no lo acuso, lo interrogo. Si su deseo es conversar conmigo, acepto invitación.

 

 

Dwan Hovec

Comments (0)

Tags: , , , ,

Por qué Leer a Wittgenstein

Posted on 21 Abril 2013 by Sonny Sotakuro

Le toma  a la cultura por lo menos un siglo para poder asimilar la obra de un gran pensador y Ludwig Wittgenstein es uno de los más grandes de nuestra tradición. No hay duda ya de la magnitud de su contribución para nuestra concepción  de nosotros mismos, de nuestra historia, del destino del pensamiento humano. Pero, de todos modos su pensamiento, a pesar de estar tan cerca de nosotros, y también quizá por ello mismo, es, en algunos aspectos importantes, aún inaccesible a nuestro tiempo. Debemos evitar a toda costa, entonces, alimentar la falsa impresión de haber llegado a comprender cabalmente el sentido de la revolución de su pensamiento. Ninguna lectura de Wittgenstein en nuestra época puede pretender brindar más que ensayos de interpretación, preparativos para el cambio de mirada que eventualmente nos revelará al pensador, radicalmente distinto de cualquier imagen que podamos hacernos de él desde nuestra conciencia cultural hoy. La labor, entonces, tiene que ser mucho más modesta; hay que empezar tratando de darle sentido a las múltiples voces y a los ecos profundos que resuenan en nosotros, al parecer azarosamente, desde su filosofía; tratar de reflexionar sus reflexiones para tomar conciencia de las transformaciones que ellas marcan para nosotros;y, así, recién empezar a vislumbrar el nuevo camino para la filosofía que traza su radical propuesta.

 

Hay que observar que la influencia de Wittgenstein es enorme en todos los ámbitos de la cultura. En Europa, no hay manifestación cultural que no acuse por lo menos un conocimiento de su presencia, y no son pocas las que eventualmente se confiesan ser inspiradas directamente por sus palabras, y a veces incluso de maneras insólitas e inesperadas. Y es que, como Wittgenstein mismo dijo, su audiencia está conformada por “amigos desparramados por todo el globo” y a través de los tiempos, y es su singular voz la que los convoca, sin importar de que disciplinas o de qué caminos de la vida provengan. Por eso, me parece que tenemos que cuidarnos no solo de querer catalogar su pensamiento de acuerdo a nuestras actuales categorías, sino además de clasificarlo a él bajo nuestra concepción tradicional de filósofo. Wittgenstein es, en ese sentido también, formidable e inmensurable. Es un pensador, como Nietzsche lo dijera de sí mismo, cuyo pensamiento habrá de conocer y alcanzar su verdadera vitalidad solo mucho tiempo después de que haya muerto. Wittgenstein calculaba cien años; han pasado ya cincuenta. Por eso, solo podremos llegar a comprender la obra de Wittgenstein si estamos dispuestos a decir las cosas que su texto nos evoca, independientemente desde nuestra postura tradicional; porque es en esa insolencia, e incluso en la estupidez a la que uno se arriesga a caer de esa manera, que él no tiene algo que mostrar. Wittgenstein decía que no podíamos esperar decir o escribir nada bueno si antes no estamos dispuestos a decir y escribir porquerías. Por algo decía el propio Ludwig que nadie entendería lo que había escrito sino hasta después de cien años de haberlo hecho, y comentaba que lo que quería mostrarnos a nosotros ya sería entonces tan natural para la gente o las sociedades del futuro que ellos no entenderían al leerlo porque había sentido la necesidad él de decir cosas tan obvias.

 

Recomiendo mientras se lee esta nota la siguiente música:

Sonny Sotakuro

Comments (0)

Advertise Here
Advertise Here

desde el 8 de noviembre