Archive | Julio, 2019

Tags:

El justiciero carmesí (primer avance) -27/07/2019-

Posted on 27 Julio 2019 by El Directorio

Un relato policial y de misterio que aborda preguntas sobre Dios y la predestinación, amenizado con drogas y putas.

 

El Justiciero Carmesí (prim… by Max Aguirre Rodríguez on Scribd

 

Comments (0)

Tags:

El feminismo, el abono de la nueva derecha (“El Gato de Hegel”, 18/julio/19 [30/01/2018])

Posted on 18 Julio 2019 by El Directorio

Por El Gato de Hegel

 

El feminismo está en crisis. El encanto que en otras épocas producía en la juventud está lentamente diluyéndose hasta el punto de transformarse en uno los motivos del recrudecimiento de la derecha a nivel mundial. Donald Trump, Le Pen e incluso otros más moderados (como el local Mauricio Macri) cuentan entre sus filas con centenares de jóvenes que han llegado, y cada vez con mas fuerza e intensidad, a rechazar esta moderna forma de feminismo de género, neomarxista, dudosamente científico y dudosamente proletario.
El mito de que las mujeres y otros colectivos son las permanentes y absolutas víctimas del capitalismo hetero-racista-patriarcal está rápidamente cayéndose a pedazos. Tenemos los aportes de Deborah Copaldi, Erin Pizzey y, cuando no, Lauren Southern en el Primer Mundo. Y los de Agustín Laje y Nicolás Márquez, de quienes me enorgullezco de ser compatriota, aquí en Hispanoamérica. Y las sorprendentes contribuciones de “pequeñas eminencias” en la materia que la dialéctica de la Historia nos está regalando, como la argentina Jazmín Lane, de 18 años, que desde los 16 brilla en las redes con su lucidez e inteligencia.
Pero el día de hoy no he venido a adular a nadie. Como siempre, vengo con la intención de causar, cuantos menos, una reflexión en mis lectores, a través de la suma de datos y la locuacidad que tanto me caracteriza. El tema es, desde luego, amplio, pero dada la relevancia que está teniendo y el caos e injusticias que trae consigo, vale la pena dedicarle, cuanto menos, un escrito.
El feminismo con frecuencia ha resultado en posturas que, en lugar de enfocarse en beneficiar a las mujeres, tienen por objetivo final el logro de objetivos relacionados con las agendas de extrema izquierda, hasta el punto de atentar contra la moral, la justicia e incluso la ciencia.
He aquí el extremadamente breve capítulo introductorio de esta saga. No había de otra. El feminismo es un tema extremadamente extenso, hasta el punto de que para poder procesarlo se necesitan de decenas de textos y fuentes diferentes que me tomé el trabajo de consultar. He aquí la introducción (originalmente un extenso artículo) digerida y procesada para su y mi comodidad.

 

Índice del editor:
(En edición)
-Especial: de la primera ola a la segunda ola (se publica a mediados de agosto)
-Especial: ¿Qué tiene que ver Marx con el feminismo de la tercera ola?
-Especial: Teoría Queer (¿”Ideología de género”?)
-¿Violencia de género? ¿Existe?
[Editor: los textos serán recortados, pero podrán verlos completos en el blog del columnista invitado]

Comments (0)

Tags: , ,

¿Cuotas de género? No, gracias (“Feminismo libertario”, 18/julio/2019 [04/07/2013])

Posted on 17 Julio 2019 by maxaguirre

*artículo de Gabi Romano, una de las administradoras de “Mujeres liberal-libertarias”.

Las políticas de acción afirmativa, cuotas de participación femenina y las llamadas “leyes de paridad electoral” constituyen procedimientos regulatorios e intervencionistas que quieren compulsivamente imponer determinados porcentajes de mujeres en áreas políticas, empresariales, educativas, parlamentarias, etc.

¿Deberíamos las mujeres apoyar sin cuestionamiento este tipo de medidas? No, de ningún modo. Al menos si las observamos algo más de cerca desde la mirada anarcoindividualista y desde un punto de vista libertario.

La posición histórica del feminismo estatista, en su vasta mayoría, ha sido defender las leyes de cuotas y promover la acción positiva, por cierto. Pero por diversas razones y varios argumentos se podría extensamente fundamentar porque no ha sido ni sería beneficioso adoptar y/o apoyar estas medidas.

Los principales fundamentos de rechazo se basan en cuatro cuestionabilísimos asuntos básicos:

1) Son promovidas en nombre de una categoría colectiva abstracta inexistente (“las mujeres”). Parte de una igualdad teñida de homogeneidad y ansía planificar asimismo una igualdad de resultados económico-sociales apoyándose en la intervención paternalista del Estado.

2) Se nos dice que persiguen el “Bien común” de ese colectivo abstracto e inexistente como categoría englobadora. Por la naturaleza de este tipo de medidas, terminan reciclando los prejuicios en contra de las mujeres, las victimiza y proyecta sobre ellas una minusvalía que debe ser equilibrada desde el Estado a través de una regulación que les “facilite las cosas”. Como señala Wendy McElroy “las mujeres exitosas solían ser acusadas de acostarse en su camino a la cima. En la actualidad, los hombres pueden acusarlas de acostarse con el gobierno.”

3) Se basa en un supuesto derecho a la compensación histórica que el daño patriarcal ha infligido a las mujeres, por lo que descansa en un solapado deseo de venganza enmascarado de “justicia”.

4) Distorsiona la competencia basada en el mérito, y por ello la vuelve injusticia al restarle libertad real a quienes naturalmente allí se deberían disputar una posición/cargo/puesto exponiendo sus habilidades, experiencias, conocimiento. Desde este punto de vista es el peligroso revés del cultivo del talento pues tiende al fomento de la peor cara de la ineficiencia proteccionista: la incompetencia.

5) Excluye y discrimina en espejo a los hombres, que por la razón expuesta en los dos puntos anteriores, deben “pagar” por los pecados de discriminación de los que se les imputa haber gozado al apoyar el “sistema de opresión” que ellos y sus ancestros han construido y explotado expoliando a las mujeres (sic).

Aunque sería muy extenso “genealogizar” en profundidad todas las razones que motivaron a promover este tipo de medidas, sí fue bastante correcto el diagnóstico del que se partió el siglo pasado (existencia de prejuicios sexuales, desigualdad de oportunidades, impedimentos absurdos para acceder a la educación, techo de cristal, etc.) pero incluso aunque buena parte del diagnóstico del feminismo histórico no era incorrecta, estas medidas de “discriminación positiva” fueron la extensión distorsiva de una justa reivindicación de igualdad ante la ley que estaba denegada no sólo a las mujeres.

Por lo que debemos decir sí a la igualdad ante la ley, pero lograda esta, digo un rotundo no a forzar la igualdad en los resultados, menos aún cuando todo esto se realiza desde la coerción estatal.

Las mujeres que tienen méritos reales en un área, llegarán, se las arreglarán, pondrán más garra en demostrar que el prejuicio es pre-juicio, etc. Pero no es el Estado y su función paternal (ni hablar de los políticos demagogos) los que revertirán los eventuales prejuicios de género sino la acción en sí de cada mujer en un ámbito dado. Un ejemplo tiene mucho más peso a la hora de revertir parámetros de evaluación previa desiguales que cualquier forzamiento por ley.

Margaret Mead no necesitó de cuotas para brillar en una disciplina tan joven como lo era la antropología en los años ´30. Sarah Weddington fue la persona más joven en ganar un caso ante la Corte Suprema -tenía 26 años- y había sido la única entre 120 muchachos al ingresar duramente en la Escuela de Leyes de la universidad. A Elizabeth Blackwell le rechazaron en 20 universidades su solicitud para estudiar medicina, pero no cejó, una la terminó aceptando y fue la primera mujer en graduarse y ejercer como médica. La financista Muriel Siebert fue la primera en obtener una banca en el New York Stock Exchange entre los 1300 hombres que componían ese board en los años ´60. Llegaron sin cuotas, sin esposos que las tutelaran, sin un Estado que les facilitara nada de nada. ¿Si les fue fácil? Para nada. Fueron rechazadas, ridiculizadas, claramente discriminadas por las más recalcitrantes conservadoras de su propio género y por el sexismo crónico de los varones de su época. Los obstáculos fueron muchos más que si ellas hubieran nacido hombres y decidido ir en esa misma dirección. Sin embargo por mérito, tesón, decisión, y competencia alcanzaron sus metas en las áreas correspondientes.

¿Así que cuotas? No, gracias. Es inmensamente más sano e inspirador mirar a estas y tantas otras mujeres que en la historia obtuvieron lo que desearon por sí mismas.

Desde mi punto de vista, pueden guardarse el favor de las cuotas donde no les pegue el sol. Con libertad real, competencia justa e igualdad ante la ley me basta. El resto será asunto de la calidad profesional, cualidades personales y un honorable sentido de la determinación.

Comments (1)

Tags:

[Exclusiva] Así será el fútbol en 5 años (“En pelotas”, 8/07/2019)

Posted on 08 Julio 2019 by El Directorio

– ¿Infantino hundirá o salvará al fútbol?

Los futuros entrenadores serán jóvenes que hoy tienen entre 10 y 15 años.

 

Por Omar Canizales, periodista del futuro.

 

Tiembla, FIFA. Y sobre todo Infantino, ese revolucionario que los europeos, en bloque, detestan. Filtraremos tu plan más polémico. Te advertimos que no te tenemos miedo. Puedes meterte con nuestras familias. Haz lo que quieras. No ahogarás nuestras voces.

 

Integración de los más jóvenes

Los jóvenes que hoy tienen entre 10 a 15 años no quieren patear un balón. La renovación generacional es el mayor temor de la FIFA. ¿Cómo integrar a esta generación tan peligrosa y disruptiva? ¿Cómo introducir al consumidor del mañana en un deporte tan desgastante, tan tedioso de jugar? La respuesta está en los comandos técnicos. No es necesario que estos jóvenes se conviertan en jugadores. La gloria puede venir formando un comando técnico, un team, de hasta 4 personas. Para esto, la FIFA planea introducir auriculares inalámbricos para cada jugador y para cada técnico. La comunicación entre los jóvenes técnicos y sus jugadores sería efectiva e instantánea. Esto no es algo nuevo. Una publicidad de hace unos años ya exploró este escenario. Lamentablemente hace poco el video desapareció de Youtube.

 

Partidos en tres actos

Hasta ahora la tanda de penales, ese momento poco deseado, pero emocionante, sigue siendo algo circunstancial. Infantino planteó en una reunión secreta que se convierta en una fase intermedia del partido. Se tendría en cuenta el agotador calendario que él mismo impulsa. ¿La solución para que los consumidores no cambien de canal? Luego de un primer tiempo de 40 minutos, habría una exhibición de 15 minutos a cargo de una leyenda local. Se recordaría un poco de su carrera futbolística e incluso podría lanzar tiros libros contra su máximo rival. El partido se reanudaría con una tanda de penales que pondría presión al equipo que vaya perdiendo. Ya el empate no daría una segunda oportunidad. Ni un alargue, carga innecesaria para los futbolistas. Terminada la tanda de penales, habría un pequeño show musical a cargo de una joven promesa local. También de 15 minutos. Y finalmente los 40 minutos decisivos.

 

¿Te gustan las propuestas de Infantino? ¿O crees que matarán al fútbol? Filtrarlas ahora anticipará la polémica.

Comments (0)

Tags:

El oscuro plan de la FIFA: primero Perú campeón, luego el ascenso de Catar (“En pelotas”, 6/07/2019)

Posted on 06 Julio 2019 by El Directorio

– FIFA preocupada por los ratings

Por Omar Canizales

 

¿Cómo hacer que una selección millonaria y mediocre sea la sorpresa en un mundial? ¿Cómo evitar que las ayudas por parte de la FIFA sean tan evidentes? El plan de la FIFA rumbo al mundial de Catar 2022 es vendernos la idea de la selección pequeña que vence al Goliat. El primer gran experimento será la Copa América 2019, Perú vencerá a Brasil con méritos o sin ellos.

Mientras los aficionados sudamericanos se alertan y dan por hecho que se inclinará la cancha a favor de Brasil, la realidad es otra. Las directrices de la FIFA van por otro camino: ya no importa beneficiar al grande, esa historia ya se ha contado. La nueva narrativa que quieren imponer es una que encantará a todos sus aficionados, ricos o pobres, talentosos o con dos pies izquierdos: usted, con un poco de esfuerzo, también puede ser campeón del mundo, también puede ser millonario y famoso. ¿A qué responde este viraje en el contenido de la FIFA? A los bajos ratings y el poco engagement que despierta en las generaciones más recientes.

Seamos claros, el fútbol sigue en la cima. ¿Pero por cuántos años más? Los que tenemos más de 25 años seguimos consumiendo fútbol. O eso creemos. Este deporte monopolizado no sería nada sin los hinchas, sus consumidores. No sería nada sin rivalidades, reales o ficticias, como la de Maradona y Pelé o la de Messi y Ronaldo. No sería nada sin sus protagonistas. El fútbol es grande por lo extrafutbolístico. Es la gran excusa para vender merchandising o para cobrar escribiendo crónicas extraordinarias. Pero lo que ha hecho tan grande al fútbol es la idea, más o menos cierta, de que cualquiera lo puede jugar. El gran problema que enfrenta la FIFA es que no cualquier puede vencer. Y menos cuando ellos mismos, la FIFA, se han esforzado en crear una tradición en la que ciertos países sean las cabezas que gobiernen el mundo del fútbol, su propio G8.

¿Y qué deportes recientes nos venden la idea de que podemos vencer? Esos que los más jóvenes consumen con más entusiasmo que el fútbol: los e-sports (DOTA, LOL, Clash Royale, Fornite, y tantos más), donde cualquiera puede ser campeón. ¿Cómo podría la FIFA captar a esa generación peligrosa y tan disruptiva? Vendiéndoles ellos la idea de que cualquiera puede vencer. Invertir más en sus federaciones pobres no es suficiente. Tampoco lo es crear más escuelas de fútbol. La FIFA tiene que crear héroes involuntarios: selecciones que ganen sin tener méritos o sin proponérselo. De ahí que la propuesta de los jeques no sorprenda a la FIFA. “Hagamos a Catar campeón y salvemos al fútbol”.

 

Mañana Perú será campeón, pero no será algo bueno.

Comments (0)

Advertise Here
Advertise Here

desde el 8 de noviembre