Tag Archive | "Acción legionaria"

Tags: , , ,

Acción legionaria, un grupo anticristiano que relativiza a Dios

Posted on 22 Mayo 2015 by rebelde

– Han tergiversado el cristianismo.

cielo imponente

Por Abel.

 

Este texto, cuyo título se mantiene, ha sido editado y recortado por mutuo acuerdo con el editor Julián Arana, el cual aclarará la posición del movimiento fascista (ver pregunta 10 de la entrevista).

 

Sabemos que al final de los tiempos surgirían falsos profetas y Acción legionaria lo confirma. El movimiento trae una nueva filosofía sobre la religión que aleja tanto a cristianos como a católicos. Hasta agnósticos y ateos han quedado perplejos.

 

Afirman que el cristianismo es tan solo un camino distinto para alcanzar una verdad. Esto implica que da igual ser católico que cristiano. Por supuesto resulta insultante para ambos bandos tal sinsentido.

 

“En resumen, el cristianismo puro y verdadero no existe, lo que existen son distintas interpretaciones de lo que Jesucristo enseñó y no podemos afirmar que la única manera de llegar a Dios es aplicando las enseñanzas de Jesús. Acción Legionaria no tiene preferencia por ninguna creencia, ya que considera que lo superior es el Emanente, lo que los demás llaman Poseidón, Jehová, Adonai, etc. son distintas manifestaciones o formas (Arquetipos) de esa energía (Emanente) todas existen (pero bajo distinto Egregor) (…)”

 

Toda la respuesta puede ser tranquilamente etiquetada de “pastrulada” (no encuentro mejor palabra que esa). Esta relativización del cristianismo es peligrosa y dañina para los cristianos porque nos deslegitima como grupo de poder (somos sociedad civil). Debilita nuestros fundamentos absolutos (y plausibles) a cambio de una ideología que pretende desplazar a Dios negando su existencia. Porque si no se cree en el Dios cristiano NO se cree realmente en Dios. Los llamo entonces anticristianos. Además, se dan la molestia de atacar la figura de Cristo y reducirlo a un simple personaje histórico despojándolo de su divinidad. Justamente pretenden negar la argumentación que muchos cristianos empleamos para fundamentar nuestra creencia:

 

“Existen sectas que también proponen la teoría de Jesús hombre-Dios y afirman que Dios si existe porque el Cristo si existió y como Dios es cristo, pues he ahí la prueba. El problema con estos grupos, aún más radicales que cualquier otro, es que no solo confunden la divinidad de Jesucristo, sino que también confunden la palabra Jehová afirmando que Jehová es Dios y Dios se encarnó como Jesucristo”.

 

Entonces claramente esto es un reto abierto a los cristianos (y también a los católicos). Hago un llamado, más amplio, a todos los teístas para que cuestionen lo dicho por el movimiento fascista peruano Acción legionaria. Todos los cristianos debemos dejar de lado nuestras pequeñas diferencias y crear vínculos que nos permitan frenar las tergiversaciones. Vivimos en el contexto indicado para usar medios democráticos y acercar al país y a la población hacia un gobierno bíblico que no esté en conflicto con la ciencia sino que le proporcione una ética y la promueva. No nos escondamos. Ha llegado la hora de luchar. ¡Hasta la victoria!

Comments (1)

Tags: , , , , , , , , ,

Acción legionaria: “el fascismo no es democrático en un sentido hermenéutico, ya que no plantea un gobierno democrático, sino un gobierno meritocrático basado en principios democráticos que es distinto, realista, sin ilusiones, hipocresías y ficciones de por medio” (17/05/2015)

Posted on 17 Mayo 2015 by Julián Arana

– ¿Sobre qué tema le gustaría que fuera la quinta entrevista?

únete a acción legionaria

 

Acción legionaria es el movimiento fascista peruano por excelencia. Han logrado ya presencia en medios aunque por ahora solo los han citado tímidamente por su denuncia en el caso de la tumba de Mariátegui en Francia (fueron colocados símbolos senderistas) y en una entrevista de la revista Caretas donde no profundizaron mucho sobre la ideología del movimiento. Muchos han querido preguntarles directamente si son o no autoritarios. En esta entrevista responden eso y desentrañan extensamente lo que es realmente la democracia. Exponen por qué son distintos a los partidos actuales (ya obsoletos) y analizan a personajes presidenciables uno por uno: desde Gastón Acurio hasta Keiko Fujimori. Abordan también el tema religioso dando una respuesta contundente (ver la pregunta 10).

 

1.- ¿La democracia es un sueño utópico? ¿El sistema peruano tiene arreglo o hay que rehacerla?

 

(Ver la completa y contundente respuesta en este enlace)

 

 

2.- ¿Las siguientes elecciones será más de lo mismo? ¿Tendremos a Alan como presidente por tercera vez? ¿Cuál sería el mal menor?

fujimori
“Outsider”… ¿recuerdan cómo terminó el asunto?

 

Alan García, Keiko Fujimori, Alejandro Toledo, Pedro Pablo Kucynski y outsiders que pretenden ser novedad redentora bajo posiciones políticas independientes como Julio Guzmán (cuando en realidad son estos –los outsiders– los mas peligrosos, recuérdese a Fujimori, que también hacia gala de esa posición independiente anti partidista); son todos iguales y poco importa quien gane, si en sus programas políticos no se encuentra un punto fundamental y del cual se derivan todas las soluciones para nuestra patria:

 

  • La Reestructuración y reorganización total del Estado y sus instituciones; Gobierno Central, Gobierno Regional y Gobierno local, que asegure el fin de la dictadura congresal y el fin de la dictadura de la CONFIEP, que impide que el ejecutivo, valga la tautología irrisoria pero necesaria, ejecute y plasme la voluntad política que estas instituciones tienen secuestrada, y que ha generado la ruptura del principio de separación de poderes en nuestra república, al haberse disuelto los contrapesos entre los poderes del Estado, siendo el congreso y los grupos de poder económico –que ciertamente tienen allegados en el mismo congreso, con lo que hay un circulo vicioso–, los principales causantes del mantenimiento del status quo de beneficio particular sectorial que a todos nos enferma y que impide un desarrollo integral y sistémico del país.

Para el fascismo peruano no existe tal cosa como el mal menor, solo existe el mal, por que ya se ha hecho costumbre fascista, el día de los comicios electorales, tachar las cedulas de votación viciando con ello el voto y pegando pegatinas propagandísticas en las ánforas de votación, ante soluciones menguadas y la ilusión de democracia. Es por ello que se fundo Acción Legionaria, para sentar las bases de ese cambio auténtico, siendo la piedra angular principal de su programa juvenil –en el caso de llegar a constituirse como partido de masas, en un futuro que vemos aun lejano, ya que somos enemigos acérrimos de la improvisación–, el punto anterior antes mencionado, que ningún otro partido ni organización política seria a nivel nacional, ha propuesto o propone de una forma auténtica.

 

3.- ¿Habrá otro izquierdista extremista azuzando a la población con populismo? ¿Y Gastón?

gaston-editada

 

En el Perú, la izquierda ha llegado a ser lo mismo que la derecha –si es que se puede hablar de una, y eso es decir mucho–, un cadáver político; desde los fracasos de las políticas socialistas del Velascato, la desintegración de la Izquierda Unida en 1989, la derrota parcial de Sendero Luminoso, en el terreno nacional y con la caída del muro de Berlin y la desintegración de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas en el terreno internacional, la izquierda peruana entro en una fase de decadencia, lo que devino en un sentimiento general en la población de total desconfianza hacia la izquierda y sus propuestas, pero lo que también ocasiono una ilusión falsa de victoria y eficacia neoliberal y derechista que ahora también se ciñe bajo una desmitificación constante y perdida de la confianza de igual forma que ocurrió con la izquierda, ante una desigualdad que se hace eterna. Sectores juveniles, sin conciencia histórica, son los mas proclives a militar en organizaciones de tendencia izquierdista, en lo que ahora se ha camuflado bajo la orbita del progresismo, a este ultimo sector pertenece Gastón Acurio[1].

 

La izquierda solo tiene posibilidades, y eso es decir mucho, en los movimientos regionales, es decir, en zonas focalizadas, pero en tanto poderío político para lanzar un auténtico candidato de la izquierda a la presidencia, esa esperanza para ellos, se perdió hace ya más de 30 años, tan solo sujetos ahora a ser victimas del mismo populismo y demagogia que ellos pregonan, claro ejemplo de esto ultimo, la candidatura de Ollanta Humala en las pasadas elecciones. Lo que parecía un triunfo de la izquierda, término siendo un triunfo de Humala, Nadine y Co.

 

Gastón Acurio de postularse –cosa que el ya descarto desde siempre dada su evidente y nula falta de preparación política (al menos reconocemos su certera autocritica)– tiene todo el perfil para ser un segundo Humala, es decir, un candidato que utilizo a la izquierda tan solo para llegar al poder, con lo que sus declaraciones tienen un claro sentido estratégico, ya que del izquierdismo al progresismo y de este al liberalismo y el status quo, hay un corto trecho, sin embargo, y si bien el peruano promedio es gustoso de la demagogia, creemos no haber llegado a un estadio de decadencia tal, para afrontar ese escenario.

 

4.- ¿Qué opinan de los partidos políticos actuales? ¿Creen que son una parodia de lo que eran antes? Tenemos a Acción popular coqueteando con Jaime Bayly, por ejemplo.

bayly

 

Efectivamente, consideramos que la política tradicional y los partidos en general, son una mera sombra de lo que sus fundadores esbozaron, ello ha sido generado por una intromisión exógena:

 

“El principio de competencia que le da la estructura a la economía de mercado se ha trasladado al campo político.”[2]

 

La principal consecuencia de la invasión de la economía de mercado al campo político, ha sido la organización de los partidos políticos en entes empresariales, desterrando con ello, toda mística, filosofía y/o doctrina trascendental, acabando con la esencia política de los partidos, consecuencia principal de su total decadencia y degeneración.

 

El actual sistema de partidos peruano, le debe su actual decadencia a la nefasta invasión de la economía en el terreno político, cuyas consecuencias principales han sido las siguientes:

 

Tergiversación del concepto de política.- La política, producto de la invasión de los economicismos exacerbados, ha perdido su conceptualización humana, siendo definida únicamente como ciencia del poder o lucha por el poder, o ligada a una concepción burocrática de la misma. Cuando la auténtica política, su real esencia, reside en el servicio desinteresado a la comunidad; es el poder destinado a lograr un fin trascendental; es toma de decisiones –en función a esto último, todos hacemos política, y el termino apolítico es un equívoco garrafal, ya que no existe ser humano que no tome decisiones en óptica aristotélica, pero principalmente realista–; perdido este significado por la intromisión de la economía de mercado, esta–la política–, paso de ser servicio desinteresado, poder destinado a lograr un fin trascendental, a mera plasmación de oportunismos e intereses sectarios, de aquello orientado únicamente en buscar un cambio a partir del gobierno y no un cambio a partir de la sociedad.

 

Desideologización de los partidos políticos.- Los sistemas de pensamiento, la doctrina, la filosofía y el pensamiento a largo plazo, han sido desterrados de los movimientos políticos, en reemplazo, se ha impuesto un pragmatismo exacerbado sin visión a futuro, esto ha coadyuvado al nulo desarrollo doctrinal de la ideología partidaria y a la manifestación de dicha nulidad, en las mismas formas y estética, alejadas de toda mística trascendental, sustituyendo todo ello por ridículos superficialísmos mercantilistas, populistas y demagógicos.

 

Fuga de intelectuales.- Producto de todo lo anterior, los literatos, científicos, poetas y demás intelectuales que antes conformaban las filas y dirigencia de los partidos políticos de antaño, cuna de la tecnocracia, se han visto desinteresados y desligados de toda política, y por ende, de todo partido político, acelerando con ello el proceso de colapso de los partidos.

 

Ética empresarial reemplaza a la Ética política. Los partidos, su organización y estructura, ya no responden más a una jerarquía política, sino a una jerarquía netamente empresarial, en donde los militantes y correligionarios, a cambio de contraprestaciones dinerarias, desempeñan diversas funciones, siendo los cargos partidarios, meros puestos de trabajo en un mercado que ahora ha devenido en mercado de trabajo político.

 

Régimen de masas, reemplaza al principio meritocrático.- Como resultado de la tergiversación del concepto de política, los partidos han degenerado el objetivo de la misma solo como toma de poder político, gubernamental, por ende, lo que se necesita para ello no es calidad de militantes, sino simple y llanamente cantidad de militantes, por lo que cuando llega el momento de cubrir curules, cargos de regidores, etc.–por citar algunos ejemplos–, perdido todo el sentido de la meritocrácia, la calidad de personas que ocupan dichos cargos, no siempre será la idónea para los mismos.

 

Intereses privados reemplazan al interés nacional.- Los partidos ya no son fundados como consecuencia de un interés nacional, sino de meros interés privados, bajo una óptica económica, el fundar un partido es concebido más como una inversión financiera, que como una misión trascendental. La voluntad popular ya no es más fundadora de partidos políticos.

 

Estas son las razones a grosso modo de porque el sistema de partidos políticos peruano es un sistema de circos políticos, mas que opciones realmente políticas.

 

5.- ¿Creen en el voto preferencial? ¿Creen que es lo mejor ante la crisis de los partidos? Se los acusa de poner en los primeros lugares de la lista a quien ofrezca más dinero. ¿Sería el voto preferencial una salida a esto?

haya alan

 

Ante una ciudadanía despolitizada y cansada de la política corrupta, parecería ser la mejor opción, pero ante unos partidos enquistados en el poder, esto no seria más que un beneficio y un aseguramiento del mantenimiento perenne de una oligarquía política degenerada. Tan solo recordemos que este sistema del voto preferencial fue propuesto por la dictadura militar para las elecciones de la Asamblea Constituyente de 1978, Víctor Raúl Haya de la Torre recibió más de un millón de votos, debido principalmente a la orden del Apra de votar por Víctor Raúl.

 

Como vemos, al contrario de fortalecer lo poco que queda del incipiente sistema de partidos, terminaría por romperlo y dinamitarlo totalmente, al beneficiar focalizadamente a determinados sectores políticos o partidos –ya de por si corruptos–; solo votarían los que realmente estarían interesados en hacerlo, mientras que el peso de los votos viciados que se cuentan como perdidos para todos los partidos, ya no seria tal, al concentrarse la masa de votantes en los militantes del partido y no en la población que no tiene filiación política alguna a un partido en particular sino mas a un candidato, lo que se prestaría a un populismo y un trafico de influencias sin precedentes, aun mayor del que ya presenciamos todos los días, por lo que el voto preferencial, no es la salida, ante un sistema de partidos, que ya ha fenecido hace largo tiempo. No se puede pretender solucionar un problema, cuando la solución parte del mismo sistema que lo ha engendrado.

 

6.- ¿Se consideran autoritarios? ¿Creen que es justa esa acusación? ¿O es demasiado prejuiciosa?

logo accion legionaria

 

En el Derecho, con mayor precisión en el administrativo, toda actuación del Estado se sujeta al principio de legalidad:

“Las autoridades administrativas deben actuar con respeto a la Constitución, la ley y al derecho, dentro de las facultades que le estén atribuidas y de acuerdo con los fines para los que les fueron conferidas”.[3]

 

De este principio de la actuación administrativa se desprende el principio de autoridad, que implica la sujeción a un ordenamiento jurídico y a una leyes inmutables consagras en una constitución y susceptibles de cambios ya sea a través del sistema de enmiendas o reforma constitucional.

 

El autoritarismo ajeno a estos conceptos, niega la relación entre las leyes y la sana coerción necesaria para su efectivo cumplimiento, exacerbando dicha fuerza, o simplemente ejerciéndola sin una base normativa. En conclusión, el autoritarismo es tiranía, mientras que el principio de autoridad fue la base de los gobiernos fascistas en los años 30, en donde el ciudadano para ejercer plenamente sus derechos, debía primero cumplir ciertos deberes para con la comunidad que lo acogía. Recordemos pues que las primeras tesis sobre la importancia de unas leyes fundamentales consagradas en un cuerpo normativo constitucional las efectuaría el fascismo, importante es resaltar la labor en este aspecto del constitucionalista Carl Schmitt. Ello obviamente en análisis objetivo ligado a la época y el contexto posterior de guerra, puesto que seria una necedad y un anacronismo tratar de fundamentar la igualdad entre el fascismo de los años 30 y el actual.

 

Finalmente y en definitiva el fascismo –contrario a toda visión cinematográfica y propagandística– tiene una concepción sana del principio de autoridad, sin embargo, producto de la degeneración de la sociedad, cualquier expresión que implique orden, disciplina y un mínimo requerimiento de coherencia es tildada de autoritaria producto del desconocimiento y el subjetivismo, que mejor que George Orwell para ilustrarnos al respecto de la situación que atraviesa el fascismo en tanto ignorancia y desconocimiento de sus reales características:

 

Se nota que, tal y como se usa, la palabra ‘fascismo’ casi no tiene sentido. En conversaciones se usa todavía más a lo loco que en la prensa. De lo que he oído, se aplica a agricultores, comerciantes, crédito social[4], castigo corporal, caza del zorro, tauromaquia, el comité de 1922[5], el comité de 1941[6], Kipling, Gandhi, ChiangKai-shek, homosexualidad, los programas de Priestley[7], albergues juveniles, astrología, mujeres, perros y no sé qué más.”[8]

 

 

7.- ¿Creen que lo de Castañeda es una especie de dictadura municipal? ¿Lo de Villarán era mejor o peor?

castañeda

 

En realidad lo que estamos viendo hoy con Castañeda y lo que vimos con Susana Villarán, es parte del juego de un sistema que antepone los intereses de grupos partidistas al del bien general, eso en esencia es la producción de la democracia o, mejor dicho, la cleptocracia en la que vivimos. Lo de Castañeda no es nada nuevo, lo mismo que está haciendo hoy en su actual gestión, lo hizo en sus dos periodos anteriores; prueba de ello es el Metropolitano y el caso de Barranco, en el cual, sin importarle el Patrimonio arquitectónico de dicho distrito, hizo pasar el BRT por allí, es un personaje prepotente, soberbio y altamente temperamental. Pero, a diferencia de la gestión anterior ¿Por qué ahora vemos tanto escándalo mediático? En realidad es una venganza, es más que obvio que cuando Susana Villarán estaba en el poder, muy aparte de su total falta de experiencia, su pésimo equipo técnico y sus, aún peores, políticas municipales; fue también saboteada por el grupo de Castañeda, desde el primero hasta el último día. Hoy, en respuesta, los verdes de Villarán y, la izquierda en general, buscan su venganza, saboteando todo lo que haga Castañeda, ya no importa si es necesario o no es necesario para la ciudad, lo que importa es que lo hará Castañeda y, por lo tanto, “está mal”.

 

He ahí la prueba viviente que la partidocracia es un cáncer para el país, y que el egoísmo y fanatismo de ciertos grupos políticos, finalmente, perjudican a todos. Creemos que decir quién fue mejor, Castañeda o Villarán, es soso. Lo que hay que tener en claro es que el peruano promedio no está en la capacidad de elegir a sus gobernantes, y que la partidocracia no responde a los intereses del país, solo a los de, valga la redundancia, sus propios partidos.

 

8.- Hace poco le pregunté a un congresista fujimorista qué es el fujimorismo. Si era algo de izquierda o de derecha. Básicamente me respondió que el fujimorismo es socialista cristiano en lo económico (en el sentido que no gobiernan para los ricos sino para el pueblo). Y que son conservadores en lo social. Pero ser conservador no es necesariamente malo, ¿no? ¿Ustedes dónde ubican al fujimorismo en el espectro político?

keiko

 

En la política peruana actual, la derecha siempre tiende a negar que es de derecha, es como una especie de autocorrección política; de allí que no exista nada más políticamente “correcto” que ser de izquierda. Por eso grupos como el Fujimorismo, el mismo PPK, entre otros personajes, ahora tienden a vender una imagen de “centro”; cosa muy alejada de la realidad. El Fujimorismo es el resultado del fracaso de la democracia, de la crisis del Estado y la desideologización de los partidos políticos, con la consecuente crisis del sistema de partidos que empezó desde los años 90 y que no ha podido ser superada hasta la fecha (y creemos que ya no será superada); es un partido coyuntural; sus electores simpatizan, no porque el Fujimorismo tenga un programa ideológico, y que dicho programa se vea plasmado en una realidad empírica; sino por la coyuntura, lo reaccionario o por hechos concretos. Por ejemplo, es usual cuando uno lee o escucha comentarios de la gente cuando aparece una noticia sobre Fujimori, el terroismo, o el autogolpe de 1992; que la gente ama al “chino”, todo mundo dice: “Sí, Fujimori lo hizo, es el mejor, votemos por él”. Pero, nadie se pone a analizar lo que hay detrás, ¿Quién es Fujimori? ¿Cuál es su trayectoria? ¿Qué hizo en su gobierno? ¿Qué políticas sectoriales o económicas aplico? ¿En qué se basa la Carta Magna del 1993? Etc.

 

El peruano en la actualidad quiere dos cosas fundamentales: Orden y Seguridad; partido político que proponga eso tendrá la atención del elector; sin embargo, solo una opción representa eso que el elector busca (Un dictador bananero), y es el Fujimorismo, por eso, la izquierda no se da cuenta que, cada vez que acusan a Keiko Fujimori de autoritaria, dictatorial o enemiga de la democracia, la ayudan. El peruano no quiere democracia, el peruano promedio quiere un dictador que fusile delincuentes y ponga orden, así es nuestra mentalidad –primitiva, es cierto- pero así es, basta hablar con un taxista o con la gente en un puesto de periódicos para comprobarlo.

 

El Fujimorismo está en un espectro difuso en el viejo esquema “izquierda – derecha”; ¿por qué? Porque como todas las derechas en nuestro país, a diferencia de otros países; es liberal e, incluso, ultra-liberal en sus planteamientos económicos, pero es ultraconservador en sus planteamientos sociales; es una derecha mixta, un poco extraña y algo enclenque. Para nosotros es un grupo más de la partidocracia, sin cuadros, sin ideología, clientelista, que solo existe por la coyuntura y que, sin la familia Fujimori, no existiría.

 

9.- También me dijo que el partido de Keiko podría convertirse en el primero que anuncie públicamente que es conforme a las Sagradas Escrituras (y al cristianismo). ¿Qué piensan de esta estrategia? ¿Considerarían usarla?

biblia

 

Acción legionaria en ningún momento piensa tomar el tema religioso y eclesiástico como parte de sus campañas propagandísticas. Así de claro, puro y duro. Nosotros hablaremos de coherencia y, en algunos casos, filosofía. Pero tocar el tema bíblico ¿De qué sirve? ¿Cuáles sagradas escrituras? ¿El Zohar? ¿El Talmud? ¿La Biblia? ¿Los Eddas? ¿Qué biblia? ¿Reina Valera? ¿Nacar C? Por otro lado, tocar y mencionar a una sola de todas las creencias que existen, nos parece egoísta y convenido. En el supuesto que tengamos que hablar de Dios, hablaremos de un “Emanente” (se entiende Emanente como algo superior al inmanente que planteaba Spinoza) un ser superior sin nombre propio, eso de ponerle Zeus, Jehová, Alá, etc., a un ser que no se puede entender se lo dejamos a las iglesias, sectas y sus dirigentes.

 

10.- En la primera entrevista dejaron claro que lo religioso, entendido como algo que te lleva a trascender, es algo loable. En el movimiento fascista hay gente de distintos pensamientos sobre Dios. ¿Pero acaso el cristianismo no es más plausible teniendo en cuenta que hay pruebas de la existencia del Jesús histórico? ¿Y no es más sensato el cristianismo –en su estado más puro- que el catolicismo secuestrado por una jerarquía de arzobispos a los que el Estado mantiene de alguna forma?

catolicismo diabólico

 

Primero, tenemos que entender que el Jesús histórico es una cosa y “El Cristo” es otra (sobre todo el bíblico) El Jesús histórico tiene en algunos casos, esposa e hijos, no hacía milagros, era un rebelde de origen supuestamente Judío e, incluso, se dice que durante su niñez viajó y vivió en la India, es por ello que NADA está dicho sobre el Jesús histórico que está rodeado de más mitos y leyendas que el Jesús bíblico.

 

Algunos grupos que se dedican al estudio de estos temas proponen que Jesús se tornó Cristo cuando fue bautizado, (como el caso de Siddhartha Gautama el Buda, por esa razón, la manera correcta de llamarlo es Jesús el Cristo). Es ahí que se descubre el estado Crístico, el cual es un estado mental al que solo es comparable con el nirvana y que se puede llegar a él, meditando. Y está también la energía crística, el cual plantea que antes de la creación del cosmos existían tres tipos de fuerzas eternas y universales: la Parabrahman, Mulaprakriti y Fohat, cuando estas tres energías o fuerzas, que siempre existieron, alcanzaron su expansión, se manifestaron en tres realidades aceptadas por la mayoría de creencias, cultos, doctrinas y religiones, para el catolicismo sería padre, hijo y espíritu santo, para el hinduismo sería Brahma, Vishnu y Shiva, por solo citar dos ejemplos.

 

Podemos llegar a la conclusión que Cristo y Buda son niveles de evolución al que puede llegar el ser humano, tenemos que entender también que el Cristianismo (o filosofía cristiana) que promueve la iglesia no es del todo completa, única y verdadera, es más, la iglesia católica apostólica romana -en contra de lo que muchos puedan comentar o afirmar- no es del todo cristo-céntrica, y me atrevería a afirmar que no lo es en definitiva, ya que uno llega a la salvación por intervención de la virgen María, prueba de ello son las frases como “a Jesús por María”, “con María, todo, sin María nada…” que utilizan grupos católicos apostólicos romanos como Viudas de Naim, Legión de María o Bodas de Canaán. Si somos más específicos, nos daremos cuenta que Jesucristo nunca bajó al purgatorio y es la virgen María la única que tiene imágenes en este lugar en el que aún muchos se pueden salvar o terminar de condenarse. Jesucristo bajó a los infiernos pero ¿para qué? Si se supone que aquellos que van al averno es porque están condenados hasta el final de los días.

 

Es común y hay muchas personas que estarán en desacuerdo con lo que proponemos ¿Por qué? porque recordemos que existen los católicos cristocéntricos y los teocéntricos trinitarios, estos son dos términos teológicos diferentes, pero intrínsecamente correlativos entre sí, que se usan específicamente en este siglo para expresar y tratar de entender un enigma antiguo originario del cristianismo, la centralización y la fuerza que une el misterio de Cristo (no Jesús) y de la Trinidad (Dios) tanto en la reflexión sobre la fe (teología) como en la experiencia de la misma (espiritualidad), e incluso en su comunicación (catequesis). Ampliar más sobre este tema sería cruel para las personas que leerán esto, ya que serían páginas y páginas de sustentación y explicación.

 

Dejemos claro también que el Catolicismo nunca fue secuestrado por nadie, ya que nunca le perteneció a otras personas que no fueran los mismos obispos y católicos apostólicos romanos que la fundaron. Centrarse, por otro lado, solamente en el cristianismo (o cristo centrismo) es un riesgo ¿Por qué? Porque lo que puede pasar es que todo se torne sectario y confuso, recordemos que ya existen sectas que son cristo-céntricas que cada día adquieren posturas más radicales, como incluso negar a la Virgen María como madre de Jesús.

 

Aferrarse a la idea del teocentrismo o que Jesucristo es Dios encarnado, también es en parte riesgoso, ya que esto significaría que en realidad un ser superior, una energía cobró forma humana y caminó entre nosotros, eso significaría que tenemos un Dios que planea, piensa, cree y duda de sí mismo, como sucedió cuando fue tentado en el desierto o le pidió ayuda a su padre (en este caso, a él mismo ¿?) con la tan famosa frase “Elí, Elí, ¿lama sabactani?” Marcos 15-34.

 

Si esto fuera así, entonces Dios no sería perfecto ya que un Dios que piensa, duda, y si duda, ya no es perfecto, ya que existe la posibilidad que se equivoque y lo seres que se equivocan no son perfectos, son perfectibles.

 

Es por ello que la postura oficial de la iglesia católica apostólica romana es que simplemente “Es un misterio divino”.

 

Existen sectas que también proponen la teoría de Jesús hombre-Dios y afirman que Dios si existe porque el Cristo si existió y como Dios es cristo, pues he ahí la prueba. El problema con estos grupos, aún más radicales que cualquier otro, es que no solo confunden la divinidad de Jesucristo, sino que también confunden la palabra Jehová afirmando que Jehová es Dios y Dios se encarnó como Jesucristo, un Jehová de origen israelita encarna en un Jesús convenientemente judío. Esto es un peligro para el estado ya que, por lo general, las sectas “Jehoviticas” (y algunos grupos franc-masónicos) suelen marcar diferencias del “nacionalismo” o “patriotismo”, prohíben a sus fieles cantar el himno nacional o rendir honores a la bandera, so pretexto que al rendir honores o cantar el himno estarían blasfemando y adorando a objetos o cometiendo “idolatría”, el tema es que, en la mayoría de sectas con estas creencias, hacen “vivas” al verdadero reino de Israel frente a banderas muy similares, o incluso, la propia bandera del actual “estado” de Israel. Esto no puede ser permitido y debe ser sancionado. (Cabe resaltar que los testigos de Jehová niegan que Jesús sea Dios y, en cierta ocasión, fueron apedreados por judíos ortodoxos en Israel). Un claro ejemplo son los comentarios de los testigos de Jehová que con una simple búsqueda en el internet (en este caso foros de Yahoo!) se pueden encontrar y dice: “…. nosotros no nos consideramos parte de ninguna patria, más bien estamos como residentes forasteros en este mundo hasta que quede firmemente establecido aquí en la tierra el gobierno al que pertenecemos…” Es por ello que algunas sectas incluso se niegan hacer el servicio militar alegando que Cristo, solo promovía la paz, olvidando lo que menciona Lucas 22: 35-36: “…Y a ellos dijo: Cuando os envié sin bolsa, sin alforja, y sin calzado ¿os faltó algo? Ellos dijeron: Nada. Y les dijo: Pues ahora, el que tiene bolsa, tómela, y también la alforja; y el que no tiene espada, venda su capa y compre una…”

 

En Acción legionaria creemos que el cristianismo no es la única opción de fe ¿Por qué? Porque existen también muchas otras formas de pensamiento y filosofías que nos pueden llevar al mismo objetivo, el cristianismo (y todas sus corrientes) es solo el nombre de un camino, existen también el Budismo, Hinduismo, etc.

 

En relación al Estado y la iglesia católica, Acción Legionaria no está de acuerdo con que se les deba pagar sueldos a los obispos o representantes de ninguna creencia y, si bien está en contra de un estado íntimamente ligado a una Iglesia, también está en desacuerdo en que sea única y exclusivamente laico ya que sería igual de peligroso. Acción Legionaria propone un Estado Filosófico en el que las personas puedan elegir su creencia o continuar en la que obtuvieron por nacimiento como es el caso del catolicismo, mas no en el del judaísmo como se quiere hacer creer, ya que la Biblia Hebrea en ningún momento menciona específicamente que la descendencia por línea materna deba utilizarse, el judaísmo rabínico moderno, cree que hay varios pasajes de la Torá, donde se entiende, interpreta o implica esto; como en el caso de Deuteronomio 7:1-5 Levítico 24:10 y Esdras 10:2-3.

 

En resumen, el cristianismo puro y verdadero no existe, lo que existen son distintas interpretaciones de lo que Jesucristo enseñó y no podemos afirmar que la única manera de llegar a Dios es aplicando las enseñanzas de Jesús. Acción Legionaria no tiene preferencia por ninguna creencia, ya que considera que lo superior es el Emanente, lo que los demás llaman Poseidón, Jehová, Adonai, etc. son distintas manifestaciones o formas (Arquetipos) de esa energía (Emanente) todas existen (pero bajo distinto Egregor) y emiten una respuesta en forma de milagros (Producto del mentalismo) finalmente, todas nos llevan a una misma religión “La verdad”. Consideramos que cada creencia es como una media verdad, si uno engloba o junta varias medias verdades se logra descubrir una verdad que “ES” absoluta, pero como somos humanos, mortales y perfectibles, no podemos entender algo absolutamente verdadero, solo podemos comprender lo que existe y Dios no existe, Dios ES y al ser y no existir, es incomprensible para la mente humana.

 

11.- ¿Por qué no votar por PPK? Los jóvenes lo tienen como alguien intachable. Ha contratado a Favre y posiblemente este lo venda como alguien de centro izquierda. ¿Podrían decirme algo contundente que pueda sepultar hoy mismo la candidatura de Pedro Pablo?

ppk
Haciendo hasta lo inverosímil para mantenerse vigente…

 

Efectivamente, PPK se ha dado cuenta que con su imagen de “gringo pituco” no lo va a lograr, el peruano ve con recelo e incredulidad eso. Favre lo va a vender así, como un candidato de centro izquierda, comprometido con el tema socioambiental, con mejorar la legislación laboral, con procurar mejores condiciones para los trabajadores, etc. Sin embargo, Favre va a tener que hacer magia, porque, incluso antes de que PPK oficializara su candidatura ya había metido la pata, poniéndose a favor de la famosa “ley pulpín” a través de Twitter, ¿lo recuerdan? Incluso luego se retractó, contradiciéndose y descontradiciéndose.

 

De PPK se pueden decir muchas cosas, por ejemplo, el mismo hecho de su nacionalidad y a qué intereses económicos responde, su poco tino al comentar sobre algún tema de coyuntura social, ya mencionamos su metida de pata con la “ley pulpín”, sus políticas reductoras de beneficios laborales durante el gobierno de Alejandro Toledo; y claro está, su declarada simpatía por las políticas neoliberales, a pesar que el mundo, hoy por hoy ya está abandonando ese modelo. En términos simples y sin pelos en la lengua, PPK significaría para el Perú, “baguazos” y “Tía Marías” a la orden del día, es un personaje muy peligroso y que responde a intereses, no de los peruanos, sino de los capitales depredadores extranjeros.

 

12.- ¿Toledo puede caer más bajo? Miren que convocar una segunda marcha de los cuatro suyos para defender su anunciada inocencia… ¿este hombre tiene alguna oportunidad en las elecciones del 2016? ¿Representará al Centro? ¿Alguna predicción para la segunda vuelta?

alejandro toledo

 

Toledo, al igual que el Fujimorismo, es un candidato de derecha. En el Perú todo puede pasar, si Alan García después del desastre de los 80 salió presidente, ¿por qué Toledo, no? El problema es que el elector promedio es ignorante, y hay que decirlo claro, de allí que todo este de cabeza. Toledo ahora ha matizado su discurso, ahora no solo habla de “inversiones”, ahora habla de “inversiones con consciencia socioambiental”, ese es su tema principal para las elecciones, más de lo mismo.

 

Sin embargo, nosotros prevemos que la segunda vuelta será ganada por Keiko Fujimori, ¿por qué? Porque, como ya lo mencionamos, el peruano promedio, consciente o inconscientemente, quiere un dictador bananero, ya se hartaron de la democracia. En ese sentido, el único candidato que representa esa imagen es Keiko –por su apellido, claro está, no por su figura- ¿Por qué creen que gano Ollanta Humala en la elección pasada? ¿Por su impecable plan de gobierno que cambió como tres veces? No, porque representaba a ese militar con tufillo dictatorial. Así que para el 2016, prepárense, porque tendremos un país más convulsionado de lo que lo tenemos hoy.

 

 

 

[1] “Pienso que en el Perú es una obligación moral ser de izquierda”, Gastón Acurio en una entrevista brindada al diario El Mercurio de Chile. En: http://www.larepublica.pe/17-05-2009/gaston-acurio-pienso-que-en-el-peru-es-una-obligacion-moral-ser-de-izquierda

[2] MULLER-SCHMID, Peter Paul, “La justificación ético social de la democracia pluralista”.Pág.46.

[3] Articulo IV, Inciso 1.1 de la Ley de Procedimiento Administrativo General.

[4]  Social Credit, propuesta económica socialista de los años 1920.

[5] 1922 Committee, Grupo formado por todos los miembros del parlamento británico, conservadores que no son ministros.

[6] 1941 Committee, Grupo de políticos formado en 1940. El grupo estaba conformado por liberales y socialistas.

[7] Priestley’s Programmes, el escritor ingles J.B.Priestley hizo programas de radio durante la segunda guerra mundial.

[8] ORWELL, George, “What is fascism?”‘The Collected Essays, Journalism and Letters of George Orwell’.1968: “It will be seen that, as used, the word ‘Fascism’ is almost entirely meaningless. In conversation, of course, it is used even more wildly than in print. I have heard it applied to farmers, shopkeepers, Social Credit, corporal punishment, fox-hunting, bull-fighting, the 1922 Committee, the 1941 Committee, Kipling, Gandhi, Chiang Kai-Shek, homosexuality, Priestley’s broadcasts, Youth Hostels, astrology, women, dogs and I do not know what else.”

Comments (6)

Tags: , , ,

Revelado el cuestionario de la entrevista al movimiento fascista Acción legionaria sobre la democracia

Posted on 08 Mayo 2015 by Julián Arana

– Será la cuarta entrevista (pueden buscar las demás en el periódico).

logo accion legionaria

 

Muchos han querido preguntarles directamente si son o no autoritarios. En esta entrevista responden eso y desentrañan extensamente lo que es realmente la democracia. Exponen por qué son distintos a los partidos actuales (ya obsoletos) y analizan a personajes presidenciables uno a uno: desde Gastón Acurio hasta Keiko Fujimori. Abordan también el tema religioso dando una respuesta contundente.

 

*La entrevista se publica el 17 de mayo del 2015.

 

 

Cuestionario:

 

1.- ¿La democracia ideal es un sueño utópico? ¿El sistema peruano tiene arreglo o hay que rehacerlo?

*Ya disponible: extenso análisis de la democracia.

 

2.- ¿Las siguientes elecciones será más de lo mismo? ¿Tendremos a Alan como presidente por tercera vez? ¿Cuál sería el mal menor?

 

3.- ¿Habrá otro izquierdista extremista azuzando a la población con populismo? ¿Y Gastón?

 

4.- ¿Qué opinan de los partidos políticos actuales? ¿Creen que son una parodia de lo que eran antes? Tenemos a Acción popular coqueteando con Jaime Bayly, por ejemplo.

 

5.- ¿Creen en el voto preferencial? ¿Creen que es lo mejor ante la crisis de los partidos? Se los acusa de poner en los primeros lugares de la lista a quien ofrezca más dinero. ¿Sería el voto preferencial una salida a esto?

 

6.- ¿Se consideran autoritarios? ¿Creen que es justa esa acusación? ¿O es demasiado prejuiciosa?

 

7.- ¿Creen que lo de Castañeda es una especie de dictadura municipal? ¿Lo de Villarán era mejor o peor?

 

8.- Hace poco le pregunté a un congresista fujimorista qué es el fujimorismo. Si era algo de izquierda o de derecha. Básicamente me respondió que el fujimorismo es socialista cristiano en lo económico (en el sentido que no gobiernan para los ricos sino para el pueblo). Y que son conservadores en lo social. Pero ser conservador no es necesariamente malo, ¿no? ¿Ustedes dónde ubican al fujimorismo en el espectro político?

 

9.- También me dijo que el partido de Keiko podría convertirse en el primero que anuncie públicamente que es conforme a las Sagradas Escrituras (y al cristianismo). ¿Qué piensan de esta estrategia? ¿Considerarían usarla?

 

10.- En la primera entrevista dejaron claro que lo religioso, entendido como algo que te lleva a trascender, es algo loable. En el movimiento fascista hay gente de distintos pensamientos sobre Dios. ¿Pero acaso el cristianismo no es más plausible teniendo en cuenta que hay pruebas de la existencia del Jesús histórico? ¿Y no es más sensato el cristianismo –en su estado más puro- que el catolicismo secuestrado por una jerarquía de arzobispos a los que el Estado mantiene de alguna forma?

*Respuesta larga, pero interesante y satisfactoria.

 

11.- ¿Por qué no votar por PPK? Los jóvenes lo tienen como alguien intachable. Ha contratado a Favre y posiblemente este lo venda como alguien de centro izquierda. ¿Podrían decirme algo contundente que pueda sepultar hoy mismo la candidatura de Pedro Pablo?

 

12.- ¿Toledo puede caer más bajo? Miren que convocar una segunda marcha de los cuatro suyos para defender su anunciada inocencia… ¿este hombre tiene alguna oportunidad en las elecciones del 2016? ¿Representará al Centro? ¿Alguna predicción para la segunda vuelta?

Comments (0)

Tags: , ,

Avance de la entrevista a Acción Legionaria sobre la democracia (sale completa el 24 de mayo)

Posted on 05 Mayo 2015 by rebelde

– Pueden proponer preguntas por medio de la página de Facebook del diario (ver).

logo accion legionaria

1.- ¿La democracia ideal es un sueño utópico? ¿El sistema peruano tiene arreglo o hay que rehacerlo?

 

La pregunta es de por si compleja y remite a muchos otros tópicos, así que trataremos de ser concisos pero no prometemos nada, ya que son temas de suma relevancia para el ciudadano, asimismo, como dicha interrogante es también tema de discusión doctrinaria en nuestro espacio ideológico, es inevitable recurrir a manera de colofón en esta primera pregunta, a la particularidad de la contradicción subyacente entre fascismo y democracia.

 

  1. Sobre la democracia en general.-

 

La auténtica forma de democracia, dista mucho sobre de la que actualmente tenemos conocimiento fenoménico.- Esta acepción primigenia, la encontramos en la concepción que tenía Rousseau de la democracia, basada en el sistema ateniense y en el senado romano, y es esta –si es que podemos hablar de la existencia de una–, la que podríamos concebir como la más cercana a una auténtica democracia, puesto que esta implica que el pueblo se reúna en asamblea, y al referirnos al pueblo, es todos, desde el más viejo, hasta el más joven, reunidos en asamblea, para discutir los temas relativos a su comunidad, designando delegados para determinadas funciones, pero sin delegar su poder de representación dentro de la asamblea a otros, designando a las personas más capaces de entre ellos para la ejecución de determinadas responsabilidades.

 

Como podrán ver, es imposible que en un país de gran demografía se dé una asamblea de tal envergadura, que agrupe a todos los miembros de un colectivo político. Por ende, este tipo de democracia –directa, que es la auténtica democracia, y la democracia strictu sensu– es eficaz en comarcas, villas, poblados, lugares en donde la concentración poblacional es mínima, en donde todos se conozcan y puedan designar a los mejores de entre ellos para determinadas funciones.

 

Ahora, algo fundamental. ¿La democracia funciona? A ello hay una respuesta afirmativa. Entonces, ¿porque los países supuestamente democráticos como el nuestro, tienen tantos problemas en lo que a representación de la voluntad general y en lo que a empoderamiento del pueblo se refiere? La repuesta es muy sencilla, y según lo expresado hace unos momentos, el lector la podrá inferir fácilmente. Rousseau, menciona en su obra el contrato social, lo siguiente: “…el gobierno democrático conviene a los pequeños Estados; el aristocrático, a los medianos; y el monárquico, a los grandes”.[1]

 

Justamente, en el intento de aplicar la forma de democracia directa a países de gran demografía, el principio de delegación –base y sustento esenciológico de la democracia auténtica–, fue reemplazado por el de representatividad –democracia moderna–, que consiste en elegir representantes populares a través de comicios electorales, sin embargo, dicho principio de representatividad, no ha sido sopesado con uno de meritocrácia –para asegurar que al menos se mantenga una esencia mínima el objetivo del principio de delegación– y es por ello que dicho intento ha fracasado a todas luces, y ahora se plasma a duras penas a nivel mundial bajo una ilusión de democracia, que no es mas que una demagogia, o en orwellianas conceptualizaciones, un colectivismo oligárquico, la ilusión del empoderamiento del pueblo.

 

“La voluntad general implica mayorías y minorías, pero obtener un acuerdo unánime en una población de gran cuantía es simplemente imposible. Es así que la democracia por sus características tiende inevitablemente ha considerar a la población de manera cuantitativa, cantidad, y no cualitativa, calidad, es por ello que la democracia tiene que ser sopesada con su contraparte, la meritocrácia. No es suficiente el ser ciudadano para ser elegido para ejercer un determinado cargo, se tiene que ser un ciudadano idóneo para el cargo al que se está postulando, puesto que de lo contrario la democracia perdería todo sentido, al asegurarse así con ello, que la voluntad del pueblo no se plasme de la mejor forma, al haberse elegido a alguien que por sus pobres capacidades no puede reinterpretarla de la mejor forma”.

 

Conclusión en este punto, la democracia no funciona, funciona a duras penas, o simplemente hay una ilusión de que funciona excelentemente cuando ni siquiera existe, como en el caso de EE.UU, porque es aplicada a países de gran demografía y territorio, por ende, por más mecanismos de representación que hayan, ellos nunca podrán superar al pueblo reunido en asamblea. Como consecuencia se entiende que, la democracia –autentica, directa– será de difícil plasmación en la realidad (sobre este punto profundizaremos a continuación), siempre que haya demasiada población a la cual representar. Asimismo, la democracia será eficaz en relación inversamente proporcional al nivel demográfico. Menor población y territorio equivale a una democracia más eficaz y que se acerca al arquetipo ideal, como es el caso de pequeños Estados europeos e Islas del océano pacifico. Mayor población y territorio equivale a una democracia ineficaz y falaz, la ilusión de democracia.

 

 

  1. Sobre la democracia en particular.-

 

La democracia, como forma de gobierno, es una utopía inalcanzable.- Pero siendo realistas, y como el lector se podrá percatar, aun así con todo y asambleas es imposible una verdadera democracia.

“…no ha existido ni existirá jamás verdadera democracia. No es concebible que el pueblo permanezca incesantemente reunido para ocuparse de los negocios públicos, siendo fácil comprender que no podría delegar tal función sin que la forma de administración cambiara”.[2]

 

Por otro lado, aun en el intento de reemplazar el asambleísmo por el principio de representación, para al menos mantener la esencia de la misma –la democracia (directa)–, ello ya implica un resultado totalmente distinto, a lo que es la auténtica esencia de la democracia, en ello, el pueblo reunido en asamblea.

 

Asimismo, la forma democrática de gobierno requiere muchos requisitos: “¡Cuantas cosas difíciles de reunir requiere este gobierno! En primer lugar un Estado muy pequeño, en que el pueblo sea fácil de congregar y donde cada ciudadano pueda fácilmente conocer a los demás. En segundo lugar, una gran sencillez de costumbres que evite multitud de asuntos y de discusiones hostiles. Y es recomendable poco o ningún lujo, porque el lujo es efecto de las riquezas, o las hace necesarias; corrompe a la vez al rico y al pobre; a uno, por su posesión, y al otro, por la envidia, y entrega la patria a la molicie, a la vanidad, y arrebata al Estado todos los ciudadanos para esclavizarlos; somete así a unos al yugo de otros y a todos al de la opinión”.[3]

 

La democracia confunde al pueblo con la mayoría.- En la última línea de la frase de Rousseau, vemos la consecuencia nefasta de la democracia en particular, el confundir a la voluntad general con la voluntad de todos, ya que:“hay bastante diferencia entre la voluntad de todos y la voluntad general; esta no tiene en cuenta sino el interés común; la otra busca el interés privado y no es sino una suma de voluntades particulares”[4]

 

III. Democracia y Fascismo.-

 

Respecto a la democracia, el fascismo sostiene la misma tesis que Rousseau; la democracia, como forma de gobierno, es una quimera.

 

Es por ello que el fascismo no es democrático en un sentido hermenéutico, ya que no plantea un gobierno democrático, sino un gobierno meritocrático basado en principios democráticos que es distinto, realista, sin ilusiones, hipocresías y ficciones de por medio. Sin embargo, en una acepción general y lata de la concepción de democracia, y si es que se entiende a esta por una forma de gobierno en donde la voluntad general, el pueblo, prime, a esta concepción el fascismo se aúna, lo que venga después de ello serán intentos fallidos y equívocos en donde se pretende a través de un representativismo vacío alejado de toda meritocrácia, crear la ilusión del empoderamiento del pueblo. Por ende, el gobierno fascista, es el más democrático de todos, por más hilaridad que esto cause en algunos desentendidos de la verdadera esencia del fascismo, al permitir, que el pueblo directamente o a través de auténticos representantes, participe y tome las decisiones en un Estado, a través del corporativismo –los grupos de interés de la población que directamente legislan lo concerniente a sus sectores (científicos, médicos, abogados, ingenieros, sindicatos de trabajadores y emprarios, etc)– , todo ello ligado a un principio de meritocrácia.

 

“Los individuos son clases según las categorías de intereses; pero son, ante todo y sobre todo, Estado. El cual no es numero como suma de individuos que componen la mayoría de un pueblo. Y por eso el fascismo se opone a la democracia, que confunde al pueblo con la mayoría; pero el fascismo es la más franca de las democracias, toda vez que se concibe al pueblo, como debe concebírselo, cualitativamente, y no cuantitativamente, como la idea más poderosa por ser más moral, más coherente, mas verdadera que se traduce en el pueblo como consciencia y voluntad de pocos, antes bien, de uno, y como ideal tiende a concretarse en la consciencia y en la voluntad de todos.[5]

 

La democracia como principio de gobierno y no como forma de gobierno.- La democracia fue concebida para comunidades pequeñas en donde todos los pueblerinos pueden reunirse en asamblea, es así que la auténtica forma de democracia es la directa –la de la antigüedad, distinta a la moderna, siendo esta ultima el intento fallido por recrear la escencía de la democracia directa en zonas de gran densidad poblacional– pero da el caso, como se puede apreciar, no existe en el Perú ni en ninguna parte del mundo un gobierno auténticamente democrático, dado que la democracia concebida para comunidades pequeñas se vuelve en utopía inalcanzable al tratar de aplicarse a comunidades nacionales más grandes y aun así se aplicase a zonas de densidad poblacional baja, no puede asegurar que el pueblo se mantenga en constante reunión sin causar fatiga de participación política, por lo que generalmente, siempre se reemplaza el principio de delegación por el de representatividad, con lo cual ya cambia la esencia matriz de la democracia directa, por lo que ya no nos encontramos frente a una democracia, sino ante un parlamentarismo, es por ello que la democracia no puede, ni debe ser concebida como forma de gobierno sino como principio de gobierno, es decir, base, mas no estructura. Siendo ello así, que el principio de democracia tiene unos presupuestos fundamentales que por el actual estado de nuestra república se han perdido totalmente, siendo que se deberá volver a los mismos:

 

  • Plasmación de la Voluntad General, es decir, los intereses, las necesidades, los deseos del pueblo, de todos, tanto mayorías como minorías, deben verse manifestadas fenoménicamente.
  • Empoderamiento del Pueblo, siendo este, el que pone, depone, delega, organiza asambleas, decide, a través de la elección de auténticos representantes.
  • Prohibición de representativismo vacío del pueblo y Principio de Delegación; siendo el pueblo el recipiente legitimo del poder soberano,   está totalmente vedado de delegar sus facultades a otro, pero puede designar delegados, que es distinto. Mientras en el segundo caso, el delegado es designado para cumplir una tarea ya predeterminada por una asamblea, en el anterior, la delegación de las facultades de un ciudadano para que sea representado implica una ruptura del principio de empoderamiento, puesto que el representante ya no cumple una labor designada o ya predeterminada, sino que reinterpreta la voluntad general, no siempre llegando a una correcta reinterpretación de la misma, y con ello también ocasionando el incumplimiento del principio máximo, que es, la plasmación de la voluntad general. Sin embargo, lo anterior solo se cumple para las democracias pequeñas; en democracias grandes con un nivel de demografía mayor –como la nuestra–, el principio de delegación es reemplazado por el principio de representatividad, siendo así que este último deberá estar sujeto a una meritocrácia que asegure que el nivel de representatividad sea óptimo –buscando que no se degenere en un representativismo vacío–, y que el pueblo tenga a su disposición, verdaderos reinterpretes de la voluntad popular. Sumado a estas tres máximas fundamentales rescatamos dos principios modernos, que si bien ya se planteaban en la antigüedad, específicamente por Platón, no se verían plasmados sino hasta ahora.
  • Libertad, facultad de los seres morales cuya génesis es el libre albedrio o la capacidad de elección, que es derivada a su vez de la racionalidad, lo que permite el desenvolvimiento y el desarrollo pleno de las capacidades y el talento humanos; mas es diferente el libre albedrio de la libertad, siendo base de esta última, pero mas no su todo, ya que la libertad no implica solo el poder elegir, sino el elegir bien, el procurar lo mejor para nuestros fines. En una sociedad organizada, esta libertad está sujeta a un ordenamiento jurídico que la limita, para así evitar los excesos propios del abuso de derecho.
  •  

 

“…el impulso exclusivo del apetito es esclavitud y la obediencia a la ley que uno ha prescrito es libertad.”[6]

  • Igualdad, ficción jurídica ligada a un principio cuantitativo que busca la similitud de condiciones entre individuos. A diferencia de la equidad, la igualdad no toma en consideración las particulares diferencias de los sujetos. En una sociedad organizada, la igualdad está sujeta al principio de equidad, que asegura la igualdad entre iguales, y no la igualdad entre desiguales. “La igualdad verdadera comienza con la equidad.”[7]

 

  •  

 

Todo los principios citados deberán ser rescatados ante su evidente degeneración, ya que en el actual Perú, se ciñe bajo una demagogia al haberse perdido los mas elementales principios de la democracia:

 

  1. a) La voluntad general no se plasma, los gobernantes no reinterpretan de la mejor forma las aspiraciones del pueblo.

 

  1. b) El pueblo ya no es más el depositario del poder soberano, producto del representativismo vacío y el nulo activismo político directo a través de la sociedad civil.

 

  1. c) El principio de delegación se ha roto por un representativismo vacio, los gobernantes en lugar de ser delegados del pueblo son representantes, y aun así, su reinterpretación de la voluntad general no siempre es la idónea, ya que generalmente no resultan ser los mas capacitados para ello.

 

  1. d) Libertinaje, el abuso de derecho y los ilícitos están a la orden del día.

 

  1. e) Igualitarismo, todos buscan los mismos derechos sin siquiera cumplir con sus respectivos deberes.

 

  1. El Fascismo contra un tipo de democracia, la democracia moderna.-

 

Es por esta razón y no otra, que el fascismo está en contra de la democracia, pero la democracia moderna, ya que esta, en un intento fallido por aplicar la democracia como una forma de gobierno y no como un principio de gobierno, ha causando que sea, una de las peores formas de concepción cuando de plasmar la voluntad general se trata, es decir, esta voluntad puede plasmarse sin la necesidad de la forma de gobierno democrática moderna, mas no sin principios democráticos que es distinto, porque la democracia moderna, ha probado no asegurar de la mejor manera la plasmación de aquella voluntad general del pueblo, debido al representativismo burocrático ineficiente, asimismo, la democracia moderna inevitablemente trae como resultado –debido a la nula meritocrácia– que se considere a la población de manera cuantitativa, cantidad, y no cualitativa, calidad, por ende, los que ocupen un puesto en este sistema no necesariamente tendrán que ser los mejores, como vemos día a día en nuestra propia realidad, contrario como si tendrían que serlo en un Gobierno Fascista.

 

  1. La bases para la refundación de la República.-

 

Si la democracia –en su acepción general, y no particular (ya que hemos visto que en esta última resulta una utopía inalcanzable) –, es el gobierno del pueblo. La república es el gobierno de las leyes, que fortalece a la democracia, seguido a ello, si el primero se degenera y la república a sido organizada de manera democrática (ya que pueden darse casos de repúblicas no democráticas, como el caso de Irán, que se ciñe bajo lo que se conoce como una república islámica), el segundo le sigue en irremediable corrupción, a ello se antepone una solución saludable, la refundación de nuestra república, y a esto se antepone la sentencia hobbesiana:

 

El fin del Estado es, particularmente, la seguridad[8], sumado a ello, “la misión del soberano (sea un monarca o una asamblea) consiste en el fin para el cual fue investido con el soberano poder, que no es otro sino el de procurar la seguridad del pueblo…[9]

 

Dicho esto, lanzamos la pregunta: ¿y qué sucede si un Estado ya no brinda esa seguridad por la cual se realizo el contrato social que fundamenta y sobre el cual reside el fin de su constitución? Obviamente al tema de la seguridad se suman muchos otros, como el aseguramiento de la existencia de mecanismos que garanticen la protección de los derechos fundamentales de la persona humana así como el desenvolvimiento y libre desarrollo de la misma como ente supremo y direccionador de la sociedad en su conjunto. Es el hombre el fin supremo del Estado.

 

Definitivamente, si es que el Estado ya no puede garantizar dicha protección al ciudadano, se pierde el nexo contractual que llevo a su conformación, en consecuencia, nada ata al ciudadano a este Estado fallido.

 

No hay nada de extraño en este pensamiento, no hay nada de novedoso, no hay nada de ajeno; cuando un sistema político deja de generar las consecuencias esperadas que se derivan de su normal desenvolvimiento como tal, deja de ser tal. Si una República, Monarquía o Aristocracia, funcionan en la teoría, pero no se manifiestan correctamente o no desembocan en los resultados que sus presupuestos aseveran, ¿de qué puede servirnos ello?

 

Esto como decíamos, es un pensamiento de lo más común y de lo más lógico, que ante una situación de ineficiencia institucional se anteponga la reconstrucción de la institución que adolece de fallas. Dicho presupuesto así fue aplicado por Francia, que ahora está en su Cuarta República; el proceso de reconstitución o refundación de sistemas políticos tiene un muy florido avance en Francia que es nuestro principal ejemplo, ya que sumado a un factor de renovación esta el factor de desarrollo y constante adecuación a las necesidades y requerimientos históricos de la población; la primer república francesa fue como consecuencia de que el absolutismo ya había cumplido con su ciclo histórico en ese país y se dio paso a un avance y desarrollo de nuevas formas de concepción política que siguieron su formación hasta la concepción de otras formas políticas como el consulado y luego el Primer Imperio Francés con Napoleón.

 

La segunda república vino a retornar ese orden anti absolutista producto de la derrota napoleónica y la reinstauración de la monarquía borbónica en Francia y dar las bases a otra nueva concepción política, el Segundo Imperio.

 

La tercera república, después de la segunda guerra mundial, basado en ese mismo espíritu, sentó las bases de la cuarta que sigue vigente en Francia, y se seguirá reconstituyendo la República en Francia cuantas veces así el pueblo francés lo determine, porque ello responde a que el pueblo en ese país es consciente que un sistema de gobierno político no está para sí mismo sino para el hombre, por ende este cambiara cuantas veces cambie el hombre y sus necesidades.

 

Si Francia, que es el seno del sistema republicano moderno lo ha hecho, ¿Por qué el Perú también no puede hacerlo? ¿Acaso somos un pueblo tan diferente al francés? Si bien las múltiples diferencias de dicciones culturales e idiosincrasia nos separan, algo que nos une es esa voluntad revolucionaria y esa sensibilidad que tiene nuestro pueblo ante las injusticias, el caos y el desorden, algo inherente a todo el género humano. Esa tenacidad, de que cuando se está convencido plenamente de algo, se luchara hasta quemar el último cartucho.

 

Nosotros creemos que ya el lector se puede ir haciendo una idea de que estos valores y virtudes no solamente son propias del pueblo francés y peruano sino de todos aquellos hombres y mujeres idealistas que son parte de la elite de sus respectivas comunidades nacionales, que ahora lamentablemente no están en los gobiernos de nuestros países, claro ejemplo de ello, sigue en la cima Francia, las querellas producto del debate sobre el matrimonio homosexual han divido al país y generado una ola de confrontación que atenta contra los mismos principios fundamentales en los que se cimienta la República Francesa, hablamos pues del ideario de la Revolución Francesa de 1789, surgiendo así en estos momentos una Contrarrevolución Francesa, a lo cual recomendamos el interesante artículo al respecto titulado ¿Está naciendo la Contra-revolución Francesa? de Alejandro Ezcurra Naón; quien sabe, de aquí a unos cuantos años quizás vivamos la reconstitución de la República Francesa en lo que sería ya la Quinta República.

 

Como podemos ver, nada es fijo, todo es mutable, todo cambia, todo sigue en movimiento, si es que el Perú realmente quiere avanzar como país, deberá comenzar a poner en tela de juicio su sistema republicano que a todas luces ya no cumple con los requerimientos por los cuales fue instaurado, para ello no necesitamos ir mas allá de lo que actualmente vemos todos los días.

 

Sera preciso volver a los principios de una auténtica república:

 

  • El Activismo Político.- El hombre es un zoon politikon, es un animal político. Entendiendo a la política como toma de decisiones, el hombre constantemente hace política en todas sus acciones o al menos, estas, tienen una escencía política. La base de la república reside en que el ciudadano no sea un mero observador sino que se convierta en actor principal. “El ciudadano esta siempre en relación con el Estado”.[10]
  • Representación de todos los cuerpos sociales dentro del Estado.- Tanto mayorías como minorías han de ser parte de los cuerpos políticos y representados así en todas las instituciones del gobierno, bajo un principio de equidad y justicia social.
  • Teoría de los Tres Poderes.- Para que un Estado goce de buena organización, deberá estar divido en tres poderes fundamentales, “el primero de estos tres elementos es la asamblea general, que delibera sobre los negocios públicos; el segundo, el cuerpo de magistrados, cuya naturaleza, atribuciones y modo de nombramiento es preciso fijar; y el tercero, el cuerpo judicial”.[11]Sumado a estos principios se aúnan las deliberaciones de Montesquieu, que en su obra El Espíritu de las Leyes reconoce a La Virtud como principal eje de este sistema, como así antes también lo reconocía Platón;

 

  •  

 

…lo que llamo virtud en la república es el amor a la patria, es decir, el amor a la igualdad. No se trata de una virtud moral ni tampoco de una virtud cristiana, sino de la virtud política. Es ese sentido se define como el resorte que pone en movimiento al Gobierno Republicano, del mismo modo que el honor es el resorte que mueve a la monarquía. Así pues, he llamado virtud política al amor a la patria y a la igualdad”.[12]

 

Asimismo, remarca y profundiza la teoría ya propuesta siglos antes por Aristóteles, en referencia al principio de división de los poderes;

 

Por el poder legislativo, el príncipe, o el magistrado, promulga leyes para cierto tiempo o para siempre, y enmienda o deroga las existentes. Por el segundo poder, dispone de la guerra y de la paz, envía o recibe embajadores, establece la seguridad, previene las invasiones. Por el tercero, castiga los delitos o juzga las diferencias entre particulares. Llamaremos a este poder judicial, y al otro, simplemente, poder ejecutivo del Estado”.[13]

  • La Eterna plasmación del espíritu general de la nación.- Lo que en adelante Rousseau llamaría la voluntad general frente a la voluntad particular, siempre se vería manifestada en ese sistema político, cuyo principal fin es la búsqueda del bien común, la armonía y la concordia entre los hombres; y
  • El Imperio de la Ley.- Toda actuación de los magistrados designados y escogidos por el pueblo, ha de estar supeditada a la suprema autoridad de la ley.

 

Ante la evidente degeneración de los mismos:

 

  1. a) No hay activismo político, sino un desinterés total por parte de los ciudadanos, principalmente en los más jóvenes, plasmado en el nihilismo negativo que critica constantemente el estado actual de nuestro sistema, pero se hunde en las profundidades de lo apolítico, ocasionando un circulo vicioso de inacción constante, convirtiéndose el ciudadano en un mero espectador de lo que por derecho y deber le corresponde su mas concentrado esfuerzo e interés.

 

Esta falta de activismo es seno de muchos males, puesto que el ciudadano, al no tener conciencia cívico – política, se torna individualista y desentendido de su realidad, dejando un vacio enorme en la sociedad. Vacio que termina siendo acaparado por aquellos que ingresan en la política no por justa búsqueda de un objetivo filantrópico, sino como máxima expresión de un interés privado y personalista.

 

  1. b) Todas las clases sociales son representadas en el congreso y las instituciones del Estado, pero ninguna es representada a la vez, puesto que al final, solo termina siendo representada una clase, la de los que tienen poder, de los que no lo tienen, tergiversándose la finalidad de la representación de los magistrados y funcionarios públicos en una simple búsqueda de enriquecimiento ilícito y fama, muchos de ellos sin idoneidad para el cargo; esto ultimo, siendo también otro principio importante en toda república bien organizada.

 

Pero de todas las degeneraciones, hay una en particular que determina la salvación o la destrucción de un sistema político, y ello es la del poder legislativo.

 

  1. c) El principio de separación de facultades otrora principio de separación de poderes, ha colapsado, el sistema de contrapesos y balanzas para evitar el empoderamiento exacerbado de las funciones del Estado, se ha roto, al habérsele otorgado demasiada autoridad al poder legislativo; en nuestro caso, al no tener este órgano, ente alguno que lo fiscalice, siendo este ultimo, el mismo congreso.

 

Ante esta forma de corrupción ya no podemos salvar a la antigua república, no podemos curar una herida sin encontrar debajo de ella miles de charcos de pus que infectan a otras instituciones; y peor cuando esta herida se encuentra en el mismo seno del poder legislativo.

 

Hay dos clases de corrupción: una se produce cuando el pueblo no observa las leyes; la otra cuando las leyes le corrompen: mal incurable, ya que esta en el propio remedio”.[14]

 

  1. d) La virtud y el merito ya no es mas fundamento de nuestra república, al contrario de ello, la corrupción, el facilismo, el familismo, el nepotismo, y la poca rigurosidad en lo que respecta a requisitos para ejercer cargos de suprema importancia han convertido a nuestra vieja república en una cleptocrácia. No necesitamos ir mas allá de lo que vemos todos los días.

 

  1. e) La voluntad general del pueblo peruano, no es representada y menos reinterpretada de la mejor forma, como consecuencia del personalismo de los magistrados y los funcionarios públicos, los cuales solo velan por su interés particular, prima la voluntad de todos, mas no la voluntad general, generando con ello, la total falta de identificación de la ciudadanía con el Estado, estallando conflictos y rencillas derivadas de esta situación, minando con ello, la unidad nacional.

 

  1. f) La ley ya no goza más de imperio, lastimosamente, puesto que esta y los derechos fundamentales de la persona humana, además de ser soslayados por la criminalidad en aumento, son presa del mismo despotismo de las autoridades.

 

…cuando en un Gobierno Popular las leyes dejan de cumplirse, el Estado esta ya perdido, puesto que esto solo ocurre como consecuencia de la corrupción de la República.”.[15]

[1] ROUSSEAU, Jean-Jacques, “El contrato Social”. Editorial Longseller. Pág. 113.

[2] ROUSSEAU, Jean-Jacques, “El contrato Social”. Editorial Longseller. Pág. 114.

[3] ROUSSEAU, Jean-Jacques, “El contrato Social”. Editorial Longseller. Pág. 115.

[4] Ibídem. Pág. 60.

[5] MUSSOLINI, Benito, “La doctrina del fascismo”, Enciclopedia Italiana, 1932, Pág. 2

[6] ROUSSEAU, Jean – Jacques, “El Contrato Social”. Editorial Longseller. Pág. 49.

[7] Frase de Víctor Hugo.

[8] HOBBES, Thomas, “Leviatán, o de la materia, forma y poder de una república eclesiástica y civil”. EDITORIAL FONDO DE CULTURA ECONOMIA. Pág.137.

[9] Ibídem., Pág.275.

[10] ARISTOTELES, “La Política”. Pág. 3.

[11] Ibídem. Pág. 93.

[12] MONTESQUIEAU, “El Espíritu de las Leyes” Editorial HYSPAMERICA. Pág. 29.

[13] Ibídem. Pág. 143.

[14] MONTESQUIEAU, “El Espíritu de las Leyes” Editorial HYSPAMERICA. Pág. 93.

[15] Ibídem. Pág. 45.

Comments (0)

Tags: ,

Compatriota, prepara las armas (“Voz disidente”, 27/03/2015b)

Posted on 27 Marzo 2015 by Anderbertol

– Una patria nueva solo puede nacer sobre el cadáver de otra.

diaparar

El terrorismo no es malo por sí mismo. Depende de contra quién se apunte. Si es contra personas inocentes, es un acto cobarde y criminal Si es en respuesta a leyes liberticidas y a la corrupción del gobierno, es el acto máximo de justicia.

 

¿Pero cuál es el límite? ¿Una ideología puede ser más importante que la vida de un ser humano? ¿Debe perecer gente inocente? ¿Y quién puede reclamar para sí mismo la ausencia de mancha en su vida? ¿No es cómplice también quien no interviene? ¿No es un traidor el que pretende neutralidad? Lo es. Porque quien decide no elegir un bando es al menos traidor de una de las partes. No hay inocentes. Ni daño colateral. Los indiferentes deben estar en la misma lista que los tiranos.

 

La paz no es suficiente por sí misma. Ella, así como el amor, es incapaz de protegerse a sí misma. Solo el poder puede resguardar la Justica y la paz. No nos engañemos. Siempre se requerirá sacrificios.

 

¿Qué o quiénes encarnan estos sacrificios? La izquierda. Tanto la izquierda radical como aquella que se muestra ante los jóvenes como tolerante y modernizadora. Ellos tienen como mejor arma su relativismo y sus falacias. Nosotros tenemos un discurso (y cuando este se agote, las balas).

 

¿Van a seguir esperando a que la izquierda muestre su verdadero rostro? Un camarada muerto es suficiente. No esperaremos más. La historia enseña lo que ellos son. Cualquier gobierno que no los combata, es traidor y cómplice. Quien declara “nadie debe ser juzgado por algo que aún no comete” demuestra su necedad. Nosotros conocemos a los genocidas de izquierda incluso antes de que sus actos los definan. Nosotros sí haremos algo.

 

 

 

Ricardo, líder fascista peruano.

 

—-

Elecciones 2021: ganar o morir (o matar) (“La lanza final”, 26/11/2014b)

Comments (0)

Advertise Here
Advertise Here

desde el 8 de noviembre